Tommy Robredo y el objetivo de volver al top 100

El jugador catalán habla de sus comienzos en el mundo del tenis y desvela que entre sus objetivos a corto plazo está el volver a ser top 100.

Tommy Robredo. Foto: Getty Images
Tommy Robredo. Foto: Getty Images

Todo el mundo conocemos de sobra al bueno de Tommy Robredo. Si habría que describirle brevemente, el calificativo de competidor nato se ajusta muy bien a su carrera profesional. Siempre en busca de la superación de sí mismo, con la victoria entre ceja y ceja en cualquier escenario y ante cualquier rival, y con la profesionalidad que le hace ser uno de los jugadores más apreciados en todas las partes del mundo. Trabajo, entrega y pasión por el tenis son los ingredientes que han sazonado la carrera deportiva de un jugador admirable, que se resiste a pensar que a sus 37 años sus mejores tiempo han pasado. En un artículo para Behind The Racquet, el catalán aún sueña con volver al top 100.

Duros comienzos en el mundo del tenis: "Uno de los momentos más complicados en mi vida fue el divorcio de mis padres. Recuerdo que regresé de jugar de Australia en el año 2004 y me enteré que mis padres se habían separado y mi madre tuvo que irse de casa. Tenía 21 años y me encontré en medio de todo esto de manera improvisada. Ya con 14 años me mudé a Barcelona para dedicarme al 100% al tenis y los dejé a los dos solos, algo por lo cual me hizo sentir culpable. A veces pienso que si no me hubiese ido no hubiera ocurrido nada de esto. Ya con el tiempo me he dado cuenta de que a lo mejor para ellos lo mejor era estar separados. Cuando ocurren momentos como estos, es imposible poder concentrarse al 100% en el tenis".

Objetivos a corto plazo: "Hay que ser honestos. No tengo nivel para volver al top 20, pero aún tengo entre mis objetivos volver al top 100. No será nada fácil pero si me mantengo sano y vuelvo a mostrar un nivel de tenis bueno, podría conseguirlo. Antes de este parón estaba jugando muy bien y por mi cabeza no ronda la idea de retirarme. Mucha gente ya me pregunta cuando me retiraré, pero si soy sincero aún no he pensado cuando será", manifestó el catalán muy sincero en esta publicación.

El tenis se ha convertido en un deporte más físico que táctico: "Al comenzar mi carrera, las tácticas parecían jugar un papel muy importante en el partido. Ahora cuando veo o juego partidos no lo veo tanto. Puedes intentar construir un punto moviendo a tu rival por toda la pista pero si tu rival hace un golpe ganador y le da a la línea todo el esfuerzo realizado no sirve para nada. Los jugadores ahora se centran más en el aspecto físico y pasan mucho más tiempo que antes en el gimnasio".

Momentos más importantes en su carrera profesional: "Uno de mis momentos favoritos como tenista fue en el Masters 1000 de París-Bercy. Yo era el número siete del mundo y estaba peleando por entrar en las finales. El octavo y noveno del mundo jugaban antes que yo y consiguieron ganar sus respectivos encuentros. A mí el primer partido se me complicó bastante, perdiendo el primer set y yendo 5-2 en el segundo. Finalmente conseguí remontar y recuerdo que en el vestuario acabé llorando por el esfuerzo que realicé para lograr el triunfo. Luego ambos perdieron en la siguiente ronda y por tanto conseguí clasificarme para las ATP Finals. También recuerdo el partido de Roland Garros ante Gael Monfils en el año 2013, donde jugué un partido épico ante un tenista de estas características en un estadio lleno hasta la bandera. Además, yo había tenido muchísimos problemas físicos en el último año y medio y a pesar de esto conseguí el triunfo. Toda la pista me ovacionó por la garra que tuve. Creo que estos son dos de los momentos que siempre recordaré en mi vida".

LA APUESTA del día

Comentarios recientes