Patrick McEnroe cuenta su lucha contra el coronavirus desde un sótano

En su tercera semana de aislamiento, el ex jugador estadounidense explica cómo recibió la noticia de su contagio y cómo lleva la cuarentena en Nueva York.

Patrick McEnroe en el sótano de su casa. Fuente: @PatrickMcEnroe
Patrick McEnroe en el sótano de su casa. Fuente: @PatrickMcEnroe

Hace once días recibíamos la noticia del contagio de Patrick McEnroe por coronavirus a través de un tweet que el propio ex jugador publicaba en su perfil. El ejemplo de que esta pandemia afecta de la misma manera a un múltiple campeón de Grand Slam que a aquella persona que jamás agarró una raqueta en su vida. A sus 53 años, el hermano pequeño de John pasa la cuarentena en su domicilio de Nueva York junto a su familia, aunque siempre guardando las distancias de seguridad. ¿Y cómo se hace esto? Cuando tienes un sótano en casa, la aventura es posible. Así lo cuenta el estadounidense en una entrevista con Sky Sports.

Patrick comienza la charla narrando los hechos desde su origen, cuando vio que su cuerpo no reaccionaba de igual manera que semanas atrás. “Me sentía un poco más fatigado de lo normal, muy dolorido. Pensé que era porque había comenzado a correr un poco más en los últimos días, habíamos estado cerrando nuestras Academia en Nueva York, era un momento de mucho estrés junto a mi esposa y mis tres hijos, así que llevaba un par de días sin sentirme al 100%. Recuerdo aquel sábado, justo después de cenar, decirle a mi mujer que no me sentía muy bien. Decidí tomarme la temperatura y, efectivamente, me salió un poco de fiebre: 38 grados”, repasa el oriundo de Manhasset.

“Afortunadamente, tenemos un sótano en nuestra casa que está aislado y tiene su propio baño, así que desde ese momento me instalé aquí, hace casi tres semanas”, declara el ex número 3 mundial en dobles. “Por suerte, mis síntomas nunca fueron tan severos. Tuve fiebre un par de días, diarrea un par de días, dolores y molestias. Las dos primeras noches no pude dormir bien, por mí y por todo lo que estaba sucediendo en Nueva York. Prácticamente era imposible hacerse una prueba por cómo estaban todos los hospitales y las oficinas médicas, el sistema sanitario estaba colapsado”.

La situación se ha vuelto todavía más caótica en la capital norteamericana, pero McEnroe ya tiene su ruta marcada, solo falta que expulse el ‘bicho’. “Aproximadamente una semana después me hice un examen en el estado de Nueva York. Llamé al número gratuito y me pusieron en lista. Me llevó alrededor de otra semana recibir los resultados de la prueba, un examen muy práctico y bien organizado, lo realicé cerca de mi domicilio. Unas 24 horas después ya tenía los resultados: positivo. Para mí fue una sorpresa, pero me mostré cautelosamente optimista”, asegura uno de los rostros más habituales en las últimas Laver Cup.

Ahora estoy siguiendo todas las reglas sobre el distanciamiento social, todavía sigo aquí porque ahora necesito hacerme otra examen para demostrar que ya no lo tengo. Estoy de nuevo en otra lista, así que espero que todo salga bien por mi bien y el de mi familia”, manifiesta el padre de familia, aunque estos días no pueda tener el contacto que le gustaría. “Mi esposa se ha portado increíble y mis tres hijos están bien. Comenzaron la educación online hace tres semanas, así que están ocupados. Ahora lo que más se practica en casa es ver series en Netflix. En mi caso, trato de caminar mucho y pasar mucho tiempo con mi perro”, concluye.

Comentarios recientes