Roberto Bautista: "Mis padres querían que hiciera real todos mis sueños"

Roberto Bautista analiza lo difícil que ha sido centrarse en el tenis estos últimos años tras los problemas familiares por los que atravesaba.

Roberto Bautista. Foto: Getty Images
Roberto Bautista. Foto: Getty Images

El tenista español Roberto Bautista, escribió una columna en Behind The Racquet, donde habló de sus últimos años como tenista profesional, donde ha tenido que lidiar con la muerte de su madre y padre, algo muy complicado de superar para cualquier persona. Además, el jugador castellonense habló de la decisión que tuvo en la adolescencia de decidir entre el fútbol y el tenis, decantándose finalmente a esto último.

Años complicados debido a la muerte de sus padres: "Mi madre falleció en el año 2018. Estaba en el club entrenando y recibí una llamada después. Me dijeron que mi madre se fue a dormir y ya no despertó. Fue 100% inesperado. Ella era muy joven, ya que tenía 52 años pero estaba en continuo estrés al cuidar de mi padre. En el año 2016 mi padre tuvo un accidente, se cayó mientras limpiaba los establos de nuestros caballos y se quedó tetrapléjico. Pasó días antes de la disputa de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Pensé muy seriamente el no ir, pero finalmente decidí ir. A partir de ahí, mi esposa y yo trabajamos con un grupo de cuidadoras para que mi padre no estuviera solo. Han sido meses muy duros".

A pesar de las circunstancias decidió continuar en el tenis: "Cuando era más joven y tenía estos problemas, concentraba toda mi energía y tristeza en la pista. No fue nada fácil, ya que llegaba a casa muy cansado mentalmente. Entrenaba y disputaba torneos, y en mi tiempo libre era estar en casa y visitar a mi padre en casa o en el hospital. Fue una situación muy complicada. Sabía que en esa época no podía dejar de jugar al tenis, ya que en un principio no sabíamos cuánto costarían los tratamientos o todas sus operaciones. Tuve que seguir jugando, porque se lo prometí a mis padres. Ellos querían que hiciera mis sueños realidad sin importar la situación por la que esté pasando. Seguí luchando y luché más duro que nunca para conseguir mis objetivos. Ganar la Copa Davis después de la muerte de mi padre fue tremendo, pero sabía que tenía el empuje de mis padres para ayudar a mi equipo a ganar".

Tuvo que decidir entre el fútbol y el tenis: "El fútbol siempre ha sido una de mis pasiones. Cuando era más joven jugué en las categorías inferiores del Villarreal. No fue una decisión nada fácil decidir jugar al tenis antes que el fútbol. Pasé de jugar un deporte colectivo a uno individual. Fue muy complicado despegarme de mis amigos en el equipo y desperdiciar un sueño que tenías desde pequeño, pero no me arrepiento de nada. He sacrificado muchas cosas para convertirme en un jugador de tenis profesional".

Comentarios recientes