Vekic: "Siento como si no hubiese disfrutado del tenis cuando tenía 18 años"

Donna Vekic repasó en una columna en Behind The Racquet lo mal que lo pasó cuando tenía entre 18 y 20 años y no disfrutaba del tenis.

Donna Vekic. Foto: Getty Images
Donna Vekic. Foto: Getty Images

La eclosión de una joven jugadora siempre es motivo de ilusión, y más aún cuando esa tenista ostenta un juego brillante y un carisma sobresaliente. Estas condiciones se reúnen en estos últimos años en la croata Donna Vekic, y lo hace ante la orgullosa mirada de todo un país, que reconocen en ella una heroína deportiva que secunde a Marin Cilic como iconos en el tenis actual. La actual número 24 del mundo concedió una entrevista a Behind The Racquet donde habló de como fueron sus comienzos y lo mal que lo pasó en determinados momentos de su carrera.

Amor por el tenis desde que era pequeña: "Soy una fanática del tenis y amo este deporte desde que comencé desde mi pequeño a jugar. No hay una experiencia mejor que la de jugar un partido nocturno de Grand Slam con toda la pista llena de aficionados. Soy una privilegiada por dedicarme a este deporte, y es que cada día estoy en una pista ya sea para jugar torneos o para entrenar, y cuando estoy en casa viendo la televisión me pongo a ver partidos de tenis".

En un momento en su carrera deportiva pensó que no servía para ser tenista: "Recuerdo una época donde cosechaba derrota tras derrota. Tenía unos 16 años y llegué a encadenar hasta siete derrotas de manera consecutiva. Pensé que no servía para ser tenista, pero conseguí romper esta mala dinámica de resultados consiguiendo una victoria en un torneo ITF en Gales. En este deporte es muy normal tener malas épocas, pero necesitas dar lo mejor de tí para revertir la situación".

La presión mediática es el enemigo para un o una tenista joven: "Con 16 años ya estaba en el top 100 y con 17 ya conseguí ganar mi primer título WTA. Cada vez que obtenía un buen resultado en algún torneo, en los siguientes bajaba mis prestaciones porque tenía muchísima presión. Siento como si no hubiese disfrutado del tenis cuando tenía entre 18 y 20 años. Todo el mundo esperaba que ganara grandes cosas, pero muy pocas personas en el tenis acaban consiguiéndolo".

Vekic cree que la gran culpa de la presión en los tenistas recaen en los medios de comunicación: "Recuerdo que leí una noticia donde me catalogaban como turista en un torneo. Soy una persona que no suelo leer mucha prensa, pero siempre escuchas a la gente hablar. Recuerdo que no estaba pasando por un buen momento tenístico y estaba durante muchas horas entrenando muy duro para romper esa mala dinámica, y este tipo de confesiones de algunos medios de comunicación lo que te hace es complicarte aún más las cosas".

Comentarios recientes