El principal reto del tenis en los próximos meses

El tenis se encamina con más fuerza hacia las ayudas a los y las tenistas que más dificultad van a tener para sobrevivir sin poder competir.

Podemos concluir que, mientras el Coronavirus y la política de los países afectados van a prolongar el estado de confinamiento actual y la dificultad de celebrar eventos multitudinarios, la principal preocupación del mundo del tenis en estos momentos en garantizar una mínima cobertura económica a los jugadores y jugadoras que más necesitados estarán próximamente. Lo venimos comentando en 'Punto de Break' a través de diferentes noticias, y aunque la solución no es nada sencilla, cada vez son más colectivos los esfuerzos e intensas sus reuniones para llegar a una solución.

Y ya no sólo porque afecte a los deportistas sino porque con ellos van detrás los entrenadores o preparadores físicos. El asunto es complejo pero necesita de una colaboración conjunta entre circuitos y federaciones, como ha hecho la LTA británica. Yendo por partes, el periódico 'The National' ha podido hablar con Kristie Ahn, una de las ocho tenistas que componen el Consejo de jugadoras de la WTA, quien ha reconocido que es objetivo prioritario en las conversaciones que mantiene con sus compañeras.

"Estamos tratando de encontrar una manera de obtener la mayor cantidad de dinero lo más rápido posible para los jugadores que se encuentran en situaciones más graves. Sabemos que vamos en la dirección correcta, pero no solo estamos compitiendo con los números en contra, sino también contra el tiempo, debido a que cuanto más demore esta decisión, más jugadores estarán en peor situación. Creemos que hay dos opciones que pueden fuctificar próximamente".

En ese sentido, Noah Rubin cree conveniente que los presupuestos de partidas futuras comprometidas para determinadas cosas se adelanten y ayuden a salvar los próximos meses de los jugadores. "Vamos de cheque en cheque, especialmente los que estamos fuera de los 50 mejores del mundo. Hay personas que dentro de seis meses se preocuparán por pagar el alquiler. No creo que haya dinero reservado para los jugadores en este momento. Creo que el presupuesto está apagado en ciertos casos, y creo que deberían estar ayudando a los jugadores independientemente de cómo esto podría afectar algunos de los presupuestos para el futuro. Si no puedes proteger a los jugadores en este momento, no tiene sentido para 2021".

Steve Simon, CEO de la WTA, por otro lado, admite que sus reservas no pueden acometer un programa de ayuda tan ambicioso. "Desearíamos que hubiera una forma en que todos, especialmente los más necesitados, pudieran ser compensados ​​al nivel que esperaban, pero las necesidades son tan grandes y la WTA desafortunadamente no está en una posición financiera para hacer eso".

Por último y no menos importante, lo que no debe pasarse por alto es, para mayor añadido, la figura de los entrenadores, que dependen en exclusiva de los ingresos de sus jugadores, en una relación profesional en la que carecen de contratos y vínculos a medio o largo plazo. Lo dice Tom Hill, entrenador de Maria Sakkari. Hill afirma que a la mayoría de los entrenadores se les paga por semana, únicamente por las que pasan con sus jugadores, lo que significa que la mayoría de ellos no tienen trabajo en este momento. Señala que muchos entrenadores ni siquiera tienen contratos.

"Yo diría que la mayoría de los entrenadores probablemente no están recibiendo dinero en este momento. Y creo que habrá muchos entrenadores y jugadores que se separarán. Eso no sucederá con María y yo, pero creo que lo veremos en los próximos meses".

Comentarios recientes