Haase: "Cuando juegas contra Djokovic te sientes un jugador amateur"

El holandés habló sobre la situación actual del circuito y el futuro del deporte y desveló una divertida anécdota de su partido ante Nadal en Wimbledon 2010.

Haase celebra durante la disputa de la Copa Davis 2019. Fuente: Getty
Haase celebra durante la disputa de la Copa Davis 2019. Fuente: Getty

Robin Haase es una de las caras más conocidas del circuito. El tenista holandés, alejado de la élite tras algunas molestias físicas en los últimos años, trataba de volver a encontrar el ritmo y su mejor tenis hasta que la pandemia mundial del coronavirus ha obligado a aplazar toda actividad tenística. Sin embargo, eso le ha dado tiempo a conceder una interesantísima entrevista al podcast de Tennis with an Accent, en el cual revela información muy interesante sobre la situación del circuito y anécdotas personales de su propia carrera deportiva. Estos son algunos de los fragmentos más interesantes:

Sobre el aplazamiento de Roland Garros: "Me sorprendió bastante, estuve un poco en shock. Puedes mirar el lado positivo: está bien que aún tengan la intención de disputar el evento, tanto por la gente que trabaja allí como por los aficionados, pero creo que en la situación en la que estamos, con todo el mundo afectado, una de las cosas más importantes es la comunicación. Todos juntos tenemos que resolver los problemas y las dificultades que vayan surgiendo. Creo que fueron un poco egoístas, no me gustó la forma en la que lo comunicaron".

Sobre que el tenis tenga una organización que unifique a los jugadores: "Es un tema difícil. Hay otros deportes en los que hay una, dos organizaciones que manejan todo el cotarro. En el tenis existen la ATP, la ITF, los Grand Slams. Ojo, pienso que es un circuito magnífico, con muchos aficionados, pero puede ser mejor y creo que sería mejor con una sola organización. Es algo muy complicado de alcanzar porque hay muchísimas partes interesadas, como ejemplo está la situación de Roland Garros, pero tiene sentido al menos hacer una evaluación de la situación. Quizás debamos tener menos partes interesadas en tenis".

Sobre una posible crisis en el tenis en un futuro sin el Big-3: "Creo que la respuesta a esto se encuentra en el pasado. Lo mismo pudo preguntarse cuando reinaban Agassi y Sampras, lo mismo pudo decirse cuando teníamos a Borg, Lendl. No creo que el tenis tenga un problema. Como deportista no puedes ser más grande que el deporte. Sí, tenemos jugadores increíbles, no solo el Big-3 o el Top-4, también fuera de él tenemos jugadores como Wawrinka que practican un tenis que engancha a la gente. Sin embargo, ahora tenemos por ejemplo a la NextGen, que creo que es un gran movimiento de la ATP. Tener a esos jugadores venciendo a los mejores es una buena señal, son grandes chavales y creo que harán que no se extrañe tanto a los mejores en la actualidad".

Sobre las revelaciones que hizo cuando aún era miembro del Consejo de Jugadores: "No uso mucho las redes sociales para hacer una declaración pública. Este fue uno de los pocos casos, pero lo hice de forma bastante respetuosa y con una intención informativa, para que la gente supiese por qué me marché del Consejo. Está claro que la prensa le dio un tratamiento desproporcionado, pero lo que dije fue bastante claro. A día de hoy no puedo hablarte del Consejo, estuve durante cuatro, cinco o seis años y algunos jugadores aún se piensan que estoy ahí, pero ya no sé nada de los temas que tratan ni de qué hablan. Quise centrarme un poco más en mi carrera y alejarme de la política. Si me preguntas por un tema que se discutió mucho en su momento, propuse muchos temas pero hay un gran problema: el tiempo de los jugadores es muy limitado. Quizás mis propuestas no eran tan importantes como otras; hubo un momento en el que vi que no merecía la pena seguir. Se discutieron muchos temas: en relación al medio ambiente, a posibles cambios de reglas, el circuito Challenger... muchas cosas".

Sobre su partido ante Nadal en Wimbledon 2010, donde cayó en 5 sets: "Tuve suerte aquel día porque la televisión nacional lo emitió. Al mismo tiempo se estaba jugando el Mundial de fútbol y mi partido se mostró justo antes de un partido de la Selección. Incluso el inicio se demoró porque aquel partido se fue a los 5 sets, así que me vieron algunos millones de personas en casa (risas). Tengo una anécdota curiosa de aquel partido. Siempre hay un poco de juego psicológico antes de los partidos, especialmente en este tipo de torneos. Antes de salir a pista, Rafa hizo que lo esperase casi 10 minutos. Eso puede ser un pequeño truco del oponente para que sienta más nervios y esté más presionado, pero cuanto más esperaba, más ganas tenía de enfrentarme a él. En los primeros 3 juegos ya había conectado 8 aces, en el tercer set hice 4 aces consecutivos, algo que he hecho como 3 veces en toda mi vida, así que no lo voy a olvidar nunca (risas). Perdí en 5 sets, volví al vestuario y le dije a mi entrenador: "Demasiado bueno. No pude hacer más hoy". Eso ocurre muy pocas veces, irte al vestuario y que no puedas reprocharte nada a ti mismo. Esos partidos los cuento con los dedos de una mano".

Sobre la lesión de gravedad que lo dejó casi dos años en el dique seco: "Me lesioné en marzo o abril de 2008 pero traté de jugar los Juegos Olímpicos y estuve compitiendo dos meses más. Entonces, durante un torneo, mi rodilla se bloqueó completamente y me di cuenta de que necesitaba operarme urgentemente. Estuve fuera un año y medio, fueron momentos muy difíciles porque no sabía si volvería a jugar. Volví al circuito en 2010 y gané 5 Challengers, jugué ante Nadal en Wimbledon tras ganar previamente a Blake... aquel año muchas cosas funcionaron, fue uno de los mayores logros de mi carrera. Si no recuerdo mal, volví al top-70 y empecé sin ranking, fue increíble".

Sobre sus semifinales en Montreal, en 2017: "Creo que fue el mayor éxito de mi carrera, algo muy especial. He hablado de la Generación de Oro del tenis holandés, por ejemplo de Sjeng Schalken, de cómo siento envidia sana de su carrera. Schalken llegó a semifinales de Grand Slam, fue cuartofinalista en varias ocasiones, once títulos... tuvo una carrera increíble. Cuando hice aquellas semifinales, aunque no lo sabía, escuché que era solo el tercer jugador en la historia del tenis holandés en llegar a semifinales de un evento de categoría Masters; el propio Schalken no pudo conseguirlo. Eso demuestra lo difícil que es llegar lejos en estos eventos. Es algo de lo que estoy muy orgulloso".

Sobre quién es el jugador del circuito más difícil de enfrentar: "El jugador contra el que es más difícil jugar es Djokovic. Sin ninguna duda. Te hace sentir que eres un jugador amateur, es muy difícil jugar contra él. Nunca he estado ni tan siquiera cerca de ganar un set contra él, contra el resto he ganado sets y partidos. No tiene ninguna debilidad. Contra otros tenistas he sentido que, en ocasiones, puedo hacerles algo de daño con mi saque; contra él sentía que no tenía ni idea de cómo conseguir algún tipo de ventaja".

Comentarios recientes