Djokovic y un idilio especial con el Miami Open

Repasamos la trayectoria histórica del serbio en un torneo donde partía como favorito en 2020. Ha disputado 51 partidos, con solo 7 perdidos.

Historia de Novak Djokovic en Miami Open. Foto: gettyimages
Historia de Novak Djokovic en Miami Open. Foto: gettyimages

La versión más dominadora de Novak Djokovic, esa que hace temblar a sus rivales y dilapida cualquier aparente margen para la sorpresa, ha sido vista muchas veces en el Miami Open, uno de esos torneos en los que el balcánico ha hecho gala de su mejor tenis en recurrentes ocasiones. Aunque si hay algo que sorprende en la historia de Novak con el torneo de Florida es cómo la mayoría de sus escasas derrotas allí han sido ante jugadores que no parecían tener grandes opciones para conseguir derrotarle. Partía como máximo favorito para el Miami Open 2020 después de su demostración de poder en Australia y eran muchos los que daban por hecho que este mismo día a esta misma hora, estaríamos hablando del séptimo título de este torneo en su palmarés. Pero no. El coronavirus ha alterado todo lo previsible y Novak tendrá que esperar a 2021 si quiere agrandar su leyenda en el evento estadounidense.

Su primera aparición en Miami se produjo en 2006. Un imberbe Novak de apenas 18 años se vio las caras con Guillermo Coria y cedió por 5-7 1-6, quedando claro que tendría que trabajar mucho para alcanzar la madurez necesaria para asaltar la cima. Al año siguiente ya estaba preparado: cuajó un torneo impecable ganando a Nadal, infligiendo un severo castigo a Murray en semifinales por 6-1 6-0 y cerrando su hazaña sin ceder ni un solo set, al ganar en la final a Guillermo Cañas.

Fue su primer título de Masters 1000, que al año siguiente no pudo defender al caer ante Kevin Anderson de manera sorprendente, en primera ronda por 6-7 (1) 6-3 4-6. Acusó la resaca del éxito que supuso sumar su primer Grand Slam en Australia ese año, pero a la temporada siguiente solo pudo ser frenado por Andy Murray en la final (2-6 5-7). Aunque si hay un partido recordado de Djokovic en Miami es la final de la edición de 2011, en la que se impuso a Rafael Nadal en un memorable encuentro resuelto por 4-6 6-3 7-6 (4), que hizo vibrar a todo el planeta. Uno de esos encuentros que construyen la leyenda del jugador balcánico.

En 2010 encajaría una de las derrotas más inesperadas y sorprendentes en su carrera, al caer ante Olivier Rochus a las primeras de cambio por 2-6 7-6 (7) 4-6. Tampoco nadie podría esperarse sucumbir ante un ya veterano Tommy Haas en 2013, por 2-6 4-6, mientras que la derrota ante Benoit Paire en 2018 puso de manifiesto los severos problemas físicos en su codo que aún arrastraba y de confianza, de los que no se recuperó hasta Wimbledon. Las ediciones de 2011, 2012, 2014, 2015 y 2016 fueron una oda al tenis, un homenaje al deporte rey de la raqueta de un hombre tan virtuoso como efectivo, que se erigió en una muralla inexpugnable para todos sus contrincantes. Su primera aparición en las nuevas instalaciones del torneo del Miami Open 2019 se saldó con una derrota ante Roberto Bautista, en una gira en la que acusó el desgaste físico y mental de meses anteriores muy interiores, y donde se topó con un Roberto muy inspirado.

Habrá que esperar un año más para ver a Novak Djokovic en el imponente estadio de los Miami Dolphins, donde quiere extender el imperio que estableció en Cayo Vizcaíno. Hasta el momento, merece la pena recordar sus hazañas en un torneo donde se pudo ver su mejor versión, aunque también, a cuentagotas, esa en la que pierde intensidad y se relaja ante jugadores que aprovechan su oportunidad de oro para batir a una leyenda. Ya queda menos para el Miami Open 2021, es el único consuelo en estos tiempos difíciles para el tenis.

Comentarios recientes