Tsobanian abre la puerta a que el Madrid Open se dispute este año

El presidente y CEO del Masters 1000 comentó su deseo de disputar el evento entre el 14 y el 20 de septiembre, justo antes de Roland Garros.

Tsobanian, Santana y Feliciano López en una presentación del torneo. Fuente: Getty
Tsobanian, Santana y Feliciano López en una presentación del torneo. Fuente: Getty

El coronavirus afecta a todos los deportes, pero a unos más que a otros. La naturaleza global e internacional del tenis, con jugadores de cientos de nacionalidades tomando vuelos para disputar torneos en cada punta del mundo, dificulta todo el proceso de vuelta a la normalidad y posterga la acción sobre las pistas. Fuera de ellas, un conglomerado de empresas, directores y corporaciones ven peligrar sus intereses.

Entre ellos, como cualquier otro torneo afectado, está el Mutua Madrid Open y su presidente y CEO, Gerard Tsobanian. El empresario de origen armenio habló en L'Equipe y comentó su deseo de que el Mutua Madrid Open se dispute entre el 14 y el 20 de septiembre, en lo que sería justamente la semana previa a las nuevas fechas impuestas por el Major parisino. Eso sí, Gerard matizó su intencionalidad. "Esa fecha es la mejor, sí, pero no podemos lanzarnos y dar una fecha como hizo Roland Garros. Actualmente no se puede establecer un calendario fijo, es difícil. Si es para cambiarlo en dos o tres semanas porque la situación no empieza a mejorar, no sería algo serio. Ahora tenemos que vigilar cómo evoluciona la pandemia y, en caso de que haya una mejora, entonces podremos hacer pronósticos serios que garanticen la disputa de un evento".

Si el torneo de Madrid pudiese disputarse finalmente, lo haría... justo después del Us Open y justo antes de Roland Garros, en una especie de "sándwich" sobre el cual Tsobanian, admite, no tiene ningún problema al ser una medida de emergencia: "Creo que los tenistas lo aceptarían dada la urgencia y complejidad de lo que queda por jugar. No todos los tenistas llegan a la final del Us Open, algunos caen en la primera semana o al comienzo de la segunda, lo que da tiempo para prepararse a jugar Madrid sobre arcilla. Los finalistas del Us Open sí serían los únicos en sentir el cambio, pero eso es un mal menor comparado con la alegría de volver a jugar".

No solo planteó el empresario la posibilidad de que Madrid se llegue a disputar. También puso sobre la mesa una alternativa aún más extrema al calendario tenístico: dar por cerrado el año 2020 en su totalidad y cancelar lo obtenido hasta ahora. Esta medida, por supuesto, supondría despojar a Djokovic, por ejemplo, de su título en Australia, además de parapetar en el ranking a jugadores que venían haciendo un gran inicio de temporada como Cristian Garín o Andrey Rublev: "Hay que fijar una fecha límite en la cual ATP y WTA establezcan un año en blanco. Lo que habría que hacer es parar todo a fecha de 31 de diciembre de 2019 y comenzar de nuevo el 1 de enero de 2020. No hay clasificación que se sostenga. Sería algo así como regresar al futuro para comenzar el futuro", explicaba un Tsobanian que, al hilo de lo planteado, puso de manifiesto las dudas entre torneos y mandatarios para seguir un protocolo de actuación común.

"Como miembro de la Junta Directiva de los torneos ATP y WTA estoy en constante discusión con los jugadores, con todos los directores de torneos y los líderes de los dos circuitos para ver un poco cuáles son las ideas. Hay muchas opciones y variables, pero cuanto más pasan las semanas, más se caen las opciones posibles. Pase lo que pase, el año tenístico de 2020 quedará severamente dañado".

Comentarios recientes