"Sabíamos que todos nos iban a odiar por la decisión que tomamos"

Lionel Maltés, director económica de la FFT, explica el aplazamiento y alerta de las consecuencias económicas en caso de no jugarse el torneo.

Roland Garros, posibilidad de no disputarse en 2020. Foto: gettyimages
Roland Garros, posibilidad de no disputarse en 2020. Foto: gettyimages

Hay mucho en juego en el mundo del deporte y el coronavirus amenaza con echar todo por tierra. Roland Garros 2020 tomó la drástica decisión de aplazarse al mes de septiembre (del 23 de septiembre al 4 de octubre) haciéndolo de forma unilateral y avasallando con cualquier previsión que pudiera existir en las instituciones tenísticas y jugadores. Un "Sálvese quien pueda" inimitable por otros muchos eventos y que pone en jaque a otros tantos por solaparse con ellos en el calendario. El choque de intereses es manifiesto y la Federación Francesa de Tenis se ha granjeado enormes críticas desde todos los ámbitos por su decisión. Es por ello que resulta de notable interés las palabras de Lionel Maltés, director económico de la FFT, que aporta una visión realmente impactante acerca de lo que han hecho y el motivo por el que lo han hecho en una entrevista para el diario L´Equipe.

"La decisión no se tomó de la noche a la mañana, estuvo muy lejos de ser un arrebato. Llevábamos tiempo teniendo claro que iba a ser imposible disputarse el torneo en las fechas prefijadas y sabíamos que debíamos hacer algo. No había ningún atisbo de conversación colectiva con los otros Grand Slams así que hicimos lo único que debíamos hacer por el tenis francés. No duden que Wimbledon y US Open habrían tomado la misma decisión en caso de haber podido. De hecho, otros torneos nos han respaldado diciéndonos que nos entendían y que si hubieran estado en nuestra posición, habrían hecho lo mismo", declaró Maltés. "Éramos conscientes de que seríamos muy criticados por esto, pero la salvaguarda del tenis francés está por encima de todo", aseveró.

Teniendo en cuenta que la pandemia mundial cambiará todo el calendario, Lionel cree necesario dar prioridad a los grandes eventos ya que son los que más dinero aportan y en los que más hay en juego. "Los cuatro grandes torneos deben mantenerse unidos porque son los únicos que pueden salvar el tenis mundial. En un año donde casi no se jugara, si se disputan los cuatro Grand Slams se salva una parte muy importante de este deporte. Debemos hacer que el deporte sea heterogéneo y dar oportunidades a todos los países. Si no nos entendemos entre nosotros, incurriremos en una situación dramática y solo las federciones con más músculo nos mantendremos a flote", declara antes de alertar de las graves consecuencias económicas que tendría no disputarse Roland Garros 2020.

"Sería catastrófico para el tenis de cantera en Francia. La FFT tendría que endeudarse enormemente, se perderían los 100 millones de euros que aportamos para fomentar el tenis a nivel nacional e internacional y se pondría en peligro el empleo de muchas familias. En Francia no podemos bajar el salario o despedir a gente así como así así que tenemos una gran responsabilidad social. Las pérdidas llegarían a los 260 millones de euros si no se juega el torneo", declaró un sincero Lionel Maltés, cuyas explicaciones deben ser tenidas en cuenta y muestran un cierto grado de desesperación por parte de la FFT por sacar adelante Roland Garros 2020 sea como sea.

Comentarios recientes