Chela: "Tenemos un grupo de Whatsapp de muchos jugadores sudamericanos"

El extenista argentino rememora varios momentos cumbre de su carrera y habla sobre su grupo de Whatsapp con hasta cinco antiguos top-10.

Juan Ignacio Chela en Buenos Aires. Fuente: Getty
Juan Ignacio Chela en Buenos Aires. Fuente: Getty

Juan Ignacio Chela debería encontrarse como pez en el agua ante la situación de cuarentena que vivimos. O, al menos, esa sensación de naturalidad, creatividad y espontaneidad con un móvil y una red social en la mano ha transmitido siempre el extenista argentino, que, por otro lado, ve mermada la progresión de su pupilo Schwartzman debido a este periodo de sequía tenística. El oriundo de Ciudad Evita repasó su propia trayectoria personal de la mano de la ATP, poniendo especial énfasis en los inicios de su carrera y en algunas curiosidades actuales con otros extenistas.

Y es que este año se cumplen dos décadas de la fecha de explosión del argentino. Su trayectoria, sostenida, regular y longeva, comenzó a ir hacia arriba desde un punto en particular: un torneo en México DF en el que Chela ganó a figuras como Kuerten. No solo eso: acabó alzándose con lo que sería su primer evento profesional. "Cuando pienso que pasaron ya 20 años no lo puedo creer, pasó muy rápido el tiempo. Aquel 2000 fue mi primer gran año. Comenzó todo para mí: me metí entre los 100 primeros del ranking, gané mi primer título ATP. De él tengo recuerdos increíbles: fui a jugar la clasificación, la pasé, le gané a Guga Kuerten en el cuadro principal y acabé conquistando el torneo", comenta un Chela que no había hecho nada más que comenzar su carrera.

"Quizá en aquel momento no me había dado cuenta de lo que logré. Éramos todos muy inconscientes y esto son experiencias nuevas. Conseguí quedarme el 73 del mundo y ya entré en la vorágine de todas las semanas, nuevos objetivos. Viéndolo a posteriori, aquella fue una de las semanas más importantes de mi carrera sin ninguna duda".

Otro de los recuerdos más felices de la carrera del argentino hace que retrocedamos al año 2001, apenas un año después de que Chela ganase su primer campeonato. En uno de sus primeros Grand Slams, la Diosa fortuna le permitió a Juan Ignacio medir su progresión ante nada más y nada menos que Pete Sampras. Aquel partido fue todo un envión de moral para Chela, que desafió al estadounidense forzando un quinto set (llegó a estar dos sets a uno arriba): "Fue un partido que me marcó. Pete era mi ídolo, lo veía por la tele y ahí lo tuve en frente, estuve dos sets a uno arriba, terminé perdiendo en el quinto pero empecé a sentirme bueno de verdad. Podía ganarle a los mejores, estaba cerca. Aquel partido me ayudó mucho en mi confianza y en mi resto: empecé a sentir que si le podía restar el saque a Sampras, podía restárselo a cualquiera".

Ahora Chela forma parte del grupo de sudamericanos de final de siglo pasado y principio del actual que consiguieron dejar su marca en el circuito. Dentro de ese selecto conjunto se encuentran ganadores de Grand Slams, de Finales ATP e incluso algún que otro antiguo número 1. No solo en el imaginario colectivo perdura ese grupo: también a través de Whatsapp. A través de la red de mensajería el propio Chela confiesan que intercambian impresiones: "Tenemos un grupo de Whatsapp de muchos jugadores sudamericanos. Ahí todos son un poco picantes, hay muchas personalidades distintas y fuertes. Te diría que hay cinco ex top-10 y muchos top-20 o top-30. Es un chat muy divertido, hay de todo". ¿Quiénes forman parte de estos privilegiados? Figuras como Guga Kuerten, Nicolás Massú, Fernando González, Guillermo Coria, Gastón Gaudio o Nicolás Lapentti.

Por último, Juan Ignacio termina la charla con una consigna clara y concisa, que obedece a su perfil creativo y carismático en redes sociales: "Lo que hago en redes sociales es todo espontáneo y voy a seguir subiendo más cosas. Así que síganme todos". A buen seguro que lo haremos.

Comentarios recientes