"Wimbledon ya está cancelado, solo falta la confirmación oficial"

Así se expresa el presidente de Federación Alemana Tenis, Dirk Hordoff, que explica su pronóstico y critica a Roland Garros y dirigentes.

Cancelación de Wimbledon. Foto: gettyimages
Cancelación de Wimbledon. Foto: gettyimages

El mundo se encuentra ante el mayor desafío desde la II Guerra Mundial en la lucha contra el coronavirus y el deporte sigue siendo uno de los aspectos más destacados. El avance de la pandemia mundial en todas parte del globo y la dificultad que entraña su gestión está provocando una oleada de suspensiones en eventos históricos cuya siguiente víctima podría ser Wimbledon 2020. Los organizadores del torneo anunciaron la pasada semana que el miércoles 1 de abril sería el día escogido para confirmar si se jugaba o se cancelaba, descartando la posibilidad de aplazarlo a otra fecha debido a las necesidades especiales de la hierba en cuanto a temperatura, precipitaciones y horas de luz.

Marcada la reanudación de los circuitos ATP y WTA para el 7 de junio, la expansión del coronavirus a Gran Bretaña dificulta notablemente que esa previsión pueda cumplirse y son muchos los que ya alertan de que no se jugará en el All England Lawn Tennis Club. El último de ellos ha sido Dirk Hordoff, presidente de la Federación Alemana de Tenis, cuya posición le hace merecedor de cierto crédito en sus pronósticos. "Estoy involucrado en las principales instituciones de poder en el mundo del tenis y puedo decir que Wimbledon está cancelado. No tengo dudas al respecto, es la única decisión que puede tomarse en este momento y solo falta la confirmación oficial del miércoles", asegura Hordoff en una entrevista para L´Equipe.

"Resulta imposible imaginar que con la situación que tenemos ahora, en apenas tres meses vamos a tener un evento que reúne a miles de personas de todo el mundo. El problema no va a estar lo suficientemente solucionado hasta que no haya una respuesta global y se encuentre un tratamiento efectivo o una vacuna. Posiblemente la situación haya mejorado en verano, pero no hasta el punto de poder celebrar un torneo así", señaló antes de responder a los efectos que tendrá esto. "Esto debería provocar una decisión de la ATP y WTA de jugar toda la gira sobre tierra batida en octubre. Es inviable pensar que Wimbledon se pudiera jugar en otra fecha por las particularidades del torneo", comentó.

Además, dio una clave acerca del motivo por el que el torneo británico no debería sufrir en demasía una cancelación. "La organización ha hecho bien las cosas y fue lo suficientemente previsora como para asegurarse contra una pandemia. Esto debería minimizar el impacto económico de una suspensión y es un torneo lo suficientemente potente como para poder soportar financieramente un año sin jugarse", destacó un hombre que cargó duramente contra Roland Garros y el presidente de la Federación Francesa de Tenis, Bernard Giudicelli. "Esta no es la forma típica de hacer las cosas de los franceses ni del torneo, sino de Bernard. Entró en pánico por las elecciones a la presidencia de la FFT que tiene el año que viene y ha querido ser protagonista. Ahora ve que se ha quedado solo, ni siquiera la ITF le apoya", declaró antes de mostrarse optimista.

"Lo más importante en este momento es la salud de las personas. Va a ser imposible que la gente viaje de torneo en torneo a corto plazo así que es momento de pensar en otras cosas que no sean tenis. El deporte es sólido a nivel financiero, no creo que ningún patrocinador retire su apoyo de manera clara y creo que ningún jugador del top-100 va a tener problemas de liquidez económica, incluso si no se jugara en lo que queda de temporada", aseveró Dirk Hordoff en unas declaraciones que traerán cola y levantarán ampollas en Wimbledon y Roland Garros.

Comentarios recientes