Pavlyuchenkova tras despedir a Sumyk: “Algunos entrenadores tienen un ego enorme”

La rusa explica los motivos que le llevaron a despedir al francés después de medio año trabajando juntos. “Sam necesita trabajo, por eso anunció que estaba libre”.

Anastasia Pavlyuchenkova durante el Open de Australia. Fuente: Getty
Anastasia Pavlyuchenkova durante el Open de Australia. Fuente: Getty

No parece que Anastasia Pavlyuchenkova y Sam Sumyk hayan terminado su relación profesional de la mejor manera posible. Tampoco venderemos que han quedado como enemigos íntimos, pero está claro que entre ellos existía una clara diferencia en cuanto a puntos de vista. En una entrevista para el medio local Kommersant, la rusa cuenta qué le llevo a tomar esta decisión y de qué manera el técnico francés se ‘saltó’ lo estipulado de anunciar su separación, algo que en principio no iban a comunicar hasta más adelante. Una nueva telenovela que contar en estos tiempos de cuarentena.

Lo cierto es que la actual Nº30 del ranking tenía varios motivos para prescindir de Sumyk, pero había uno con más peso que el resto. “Mi lesión de cadera vino provocada por un error de mi entrenador, Sam Sumyk, así como de mi preparador físico. A lo largo de mi carrera nunca me había dolido nada que no fuera mi hombro. Esta vez creo que la planificación de los torneos y el proceso de los entrenamientos fueron incorrectos”, señala con dureza. “Unas semanas después de regresar de Melbourne, derroté a Belinda Bencic, que era la cuarta mejor del ranking, pero luego no fui capaz de jugar mi próximo partido ante Kontaveit. Me retiré de los torneos de Doha y Lyon para preparar bien Indian Wells, pero llegó el coronavirus y lo paró todo. Ahora ya me he recuperado y me siento mucho mejor”.

Juntos comenzaron este viaje desde finales del pasado verano, antes de arrancar la gira asiática. Pisar la final en Osaka y de Moscú fueron ingredientes que dieron a pensar que por delante faltaba lo mejor, y así llegaron los cuartos de final en el Open de Australia. Sin embargo, el éxito en pista no fue suficiente para que la relación se mantuviera latente. “Probablemente sea el entrenador más respetado con el que ha trabajado, es alguien muy autorizado, pero no juzgo a los entrenadores por su nombre o sus méritos. Para mí, lo más importante es el intercambio de energía que se da entre las personas, no solo en el deporte, sino también en la vida. Por desgracia, muchos entrenadores tienen un ego enorme y con demasiada frecuencia repiten la palabra ‘yo. Debido a esto, a menudo surgen problemas”, confiesa la tenista de 28 años.

Una vez tomada la decisión, la pregunta era si debían comunicarlo o no al ente público. Aquí es donde Sumyk decidió volar solo. “No me sorprendió lo que hizo, para nada. Creo que Sam necesita un trabajo ahora, por eso quiso anunciar que estaba libre, ya que yo no lo había dicho antes. La WTA me dijo que no era momento de comunicar un despido de un entrenador, ya que la situación era muy complicada, pero Sam decidió anunciarlo por su cuenta. Para quien sí fue inesperada mi decisión de dejar de trabajar juntos fue para él, posiblemente no estuviera listo para ello. Tampoco creo que haya cometido ningún delito, todo lo contrario, ahora siento como si tuviera alas detrás de mí”, declara desde una nueva perspectiva.

Pavlyuchenkova aguarda estos días en su hogar como el resto de tenistas esperando que el circuito vuelva a ponerse en movimiento. De momento no tiene entrenador… o quizá no lo quiera revelar. “En este tipo de asuntos siempre me guío por mis sentimientos. Ahora tengo un deseo claro, una motivación por ganar, todavía sueño con lograr muchas victorias, así que me he puesto la barrera más alta. Siento hambre deportiva, estoy lista para trabajar duro. Tengo ya un pequeño pensamiento sobre quién podría ser mi próximo entrenador, pero no quiero divulgar nada. Cuando los torneos estén de nuevo cerca, que espero que sea pronto, todo el mundo lo sabrá”, sentencia la oriunda de Samara.

¿Y qué pasará con las fechas de los torneos? ¿Se disputarán el US Open y Roland Garros con solo una semana entre medias? ¿Nos quedaremos sin tenis hasta 2021? Anastasia opina y manda un mensaje revolucionario al vestuario. “Si comenzamos de nuevo a jugar en junio será absolutamente normal. Bueno, el único cambio es que no jugaremos hasta principios de noviembre, imagino que la temporada se alargará un poco más. Quizá sea el momento de cambiar las fechas en el tenis, porque jugar de enero a noviembre sin parar me resulta una auténtica locura. Esto no pasa en ningún otro deporte”.

Comentarios recientes