“Vamos a ganar esta batalla”

Arantxa Sánchez Vicario invoca su clásico ‘¡Vamos!’ para derrotar al coronavirus. “El deporte me enseñó que luchando se consiguen todos los objetivos”.

Arantxa Sánchez Vicario en un acto con El Español. Fuente: Getty
Arantxa Sánchez Vicario en un acto con El Español. Fuente: Getty

Hace muchos años que no tenemos apenas noticias de Arantxa Sánchez Vicario, posiblemente, la primera deportista española de la historia capaz de reunir a todos los aficionados de una nación frente al televisor para presenciar sus hazañas en la pista. Sin embargo, parece que esta dinámica irá cambiando poco a poco, celebrando por fin ese acercamiento de la catalana con los medios de comunicación. Por ejemplo, esta semana hemos leído sus declaraciones en Mundo Deportivo, donde explica de qué manera está viviendo la cuarentena desde Miami y las ganas locas que tiene de regresar pronto a su país de origen.

“Ahora mismo me encuentro encerrada en mi apartamento de Miami junto a mis hijos, Arantxa y Leo. Llevamos aquí una semana sin salir de casa, ya que hasta hace nada no decretaron el confinamiento nocturno. De inmediato, ya empezaron a cerrar escuelas y playas, por lo que ahora las calles están vacías. Como yo sabía de la situación en España, me encargué de tomar precauciones antes de tiempo”, declara la ex número 1 mundial.

Eso sí, aunque Arantxa esté de cuerpo presente en Estados Unidos, su mente y su almas se encuentran a muchos kilómetros de allí. “Estoy preocupada por mi madre, sé que el virus está siendo letal con la gente mayor. Me emociona ver como están luchando en mi país por vencer a esta enfermedad devastadora, especialmente cómo se está entregando el personal sanitario, el personal de limpieza de cada hospital, la Policía, el ejército y todas las personas que trabajan en algo tan básico como los mercados o supermercados y que permiten que no escasee la alimentación. Todos ellos son héroes, personas imprescindibles para superar una crisis así”, subraya la campeona de cuatro Grand Slams.

La pasión de la española cada vez que cogía una raqueta le venía desde niña, era una llamada evidente de lo que iba a ser su personalidad. Más tarde, tras retirarse de la competición, ese carácter todavía se mantiene en su día a día. “El deporte me enseñó que luchando se consigue cualquier objetivo que te propongas. Si luchas, ganas siempre, así es como veo ahora mismo a la sociedad española, luchando contra el coronavirus. Siempre que jugaba mi grito era ‘Vamos’, ese grito es el que quiero transmitir a mi país y a todos los que están día tras día sin desfallecer, luchando por superar este gran problema. Como española que soy y me siento, quiero decirle a todas las personas que están en la lucha que sigan, que vamos a ganar esta batalla”, manifiesta desde la distancia.

Esa distancia pronto se iba a ver reducida, ya que los planes de Arantxa eran volver más de vez en cuando a casa, hasta que el coronavirus lo cambió todo. “Me encuentro bien, soy feliz con mis hijos, disfruto de cada momento. Las cosas están bien aquí, tengo a mi familia cerca y a mis amigos, los de verdad, los que no me han fallado. Al mismo tiempo, tengo muchas ganas de regresar a España para encontrarme con mi familia, pero ahora tengo que estar concentrada en protegernos, ya tendremos tiempo”, sentencia la tricampeona de Roland Garros.

Comentarios recientes