El punto clave para no perder ante Nadal

Un análisis coloca al español como el top10 que más breaks logró en 2019 tras ponerse 0-15. Un balance mucho mejor que cuando tuvo 0-40 en el marcador.

Rafa Nadal en su última exhibición ante Dimitrov. Fuente. Getty
Rafa Nadal en su última exhibición ante Dimitrov. Fuente. Getty

A lo largo de los últimos diez años, incluso alguno más, el mundo del tenis ha ido evolucionando hacia nuevos horizontes que nos ayuden a entender mejor este deporte. Poniendo siempre a los mejores como ejemplo, una de los secretos más complicados de descifrar es por qué unos jugadores ganan y otros pierden. Sobre todo los que ganan siempre, esos son las más difíciles. Para no caer en la simpleza de decir que son mejores y no hay más que hablar, la ATP ha dado un paso más alrededor de los top10 en busca de contextos o situaciones donde sean más vulnerables, o más férreos. Seguiremos sin saber el por qué, pero al menos entenderemos cómo funcionan.

Imagine por un momento que está sirviendo en un partido ante Rafa Nadal, Stefanos Tsitsipas o Alexander Zverev y tuviera que elegir una de estas dos situaciones adversas: 0-15 o 40-40. En la primera estamos a tres puntos de recibir el break; en la segunda, tan solo a dos. Algo que parece tan obvio de escoger se desmonta rápidamente al ver los datos que no ofrece el Informe Infosys elaborado por el genio Craig O’Shannessy. En 2019, los top10 lograron romper en un 42% de las ocasiones cuando se colocaron 0-15 al inicio de un juego al resto; cuando llegaron al deuce, tan solo consiguieron romper el saque en un 33%. Curioso, pero los números nunca mienten. No hay nada más peligroso que perder el primer punto del juego.

El informe estudia únicamente a los diez hombres que terminaron la temporada en el top10, aunque existen marcas diferenciales claras entre unos y otros. Por ejemplo, en este dato del 0-15 a favor desde el resto, Rafa Nadal fue el tenista más voraz, el que más veces se aprovechó de este marcador. El dato indica que en un 50’7% de las ocasiones (¡más de la mitad!) en las que el balear ganó el primer punto de ese juego, terminó haciendo break. Espectacular. El resto de sus compañeros que integran el top10 promediaron un balance de ruptura del 41’1% con ese mismo 0-15.

Pero no todo son buenas noticias para Nadal. En esta estadística ya hemos descubierto que Rafa fue el mejor, un hombre capaz de oler la sangre con un inocente 0-15 que no debería significar nada más. ¿Pero qué pasa cuando la situación es mucho más favorable, más cercana al break? Cuando el rival se metió en un agujero tan profundo como es el 0-40, Nadal apenas fue el sexto jugador que más veces se llevó el quiebre a su maleta, con un 84% de efectividad. Por delante aparecen otros más letales como Novak Djokovic (91%), Dominic Thiem (91%), Roger Federer (90%), Gael Monfils (89%) o Daniil Medvedev (85%).

Si llegamos hasta el fondo del análisis, donde se mira con lupa cada marcador posible dentro de un juego, Djokovic es el que más veces logró llevarse el juego cuando se puso 15-40, 30-40 y 0-40. En el resto de escenarios (0-30, 15-30, 0-15, 40-40, 30-30, 15-15, 0-0, 15-0, 30-15, 40-30, 30-0, 40-15 y 40-0) fue Nadal quien más éxito acabó cosechando. La primera conclusión es clara: no hay ahora mismo dos jugadores en el planeta con más facilidad para hacer break que estos dos. Si ampliamos las vistas y englobamos a todo el top10, la segunda conclusión nos brinda las instrucciones para ser menos vulnerables ante estos jugadores. Tenistas del mundo que estáis leyendo esto, recordad: nunca entreguéis el primer punto del game.

Comentarios recientes