FIFA 20, un buen refugio para soportar la cuarentena

Un grupo de tenistas españoles ha creado un equipo a través del videojuego donde compiten a diario. ¿Serán tan buenos con el mando como con la raqueta?

Tenis y videojuegos, dos buenos amigos. Fuente: PDB
Tenis y videojuegos, dos buenos amigos. Fuente: PDB

Son tiempos de cuarentena, momentos complicados para todo el mundo en España, confinados tras la irrupción del coronavirus y obligados a cancelar nuestras rutinas habituales. Cancelarlas o modificarlas. Esta situación impensable hace dos semanas es también una oportunidad para reinventarse, para rescatar antiguos hobbys o, directamente, para destinar tiempo a actividades para las que antes se quedaba corto el día. Una apuesta segura, de esas que nunca decepcionan, es la Play Station. Ahí es donde se han refugiado un grupo de tenistas españoles para matar las horas, en el famoso videojuego FIFA 20 y la experiencia virtual que ofrece para jugar al fútbol. The Magicians. Ya solo con el nombre del equipo uno sabe que está ante un grupo de gente muy especial.

Pero vamos al grano, ¿quiénes componen el equipo? Reconocibles por todos los seguidores del circuito ATP encontramos a Pablo Carreño, Alejandro Davidovich, Bernabé Zapata, Eduard Esteve, Carlos Taberner, Roberto Carballés o Pere Riba. Este último, por cierto, es el gran líder, quien puso la primera piedra hace unos años hasta llegar aquí. La diferencia es que nunca antes habían tenido tantísimas horas por delante para llenarlas, para reunirse deliberadamente como un escuadrón que planea asaltar su propósito en el momento exacto. Pau, Albert, Chemita, Brusal o Zurdal son el resto de integrantes del equipo, amigos de los jugadores que también ponen su hombro para cumplir los objetivos del juego. ¿Objetivos? Como lo escuchan, aquí se ha venido a jugar y a ganar.

Para los fieles al FIFA20 esta párrafo resultará como ese libro de instrucciones que ya ni se consulta por lo familiarizado que estás con el producto. Para el resto, será el núcleo que os haga entender qué puede haber más allá de que una tropa de amigos se conecten a la Play Station para pasar el rato. CLUBES PRO, este es el modo de juego que tiene atrapados a nuestros protagonistas. Once jugadores creados por ellos mismos, alineados en un mismo conjunto y dirigidos cada uno por su autor desde su casa. Además, súmenle la locura de estar todos conectados mediante cascos, comentando las jugadas al mismo tiempo que se desarrollan los encuentros. Las risas están aseguradas.

“El presidente del equipo es Pere Riba, yo soy el vicepresidente”, nos indica Zapata. “Cada uno tiene su propio jugador creado por él mismo y cada uno tiene su posición. Lo más importante que debe saber la gente es que Magicians tiene el mejor mediocentro izquierdo de la historia, que soy yo: Brody2112. Después de mí, los que mejor juegan son Pablo Carreño y Pere Riba. Davidovich ha sido el último en llegar, el fichaje de invierno, aunque poco a poco se está cogiendo”.

¿Y cómo se reparten las posiciones? Davidovich nos da la solución. “Tenemos una liga aparte para ver qué posición coge cada uno en el campo. Por ejemplo, el que va primero elige dónde juega; y el último, pues iría de portero. A mí ya no me sacan del mediocentro, me llaman ‘El cortador’. Hay diez divisiones y nosotros estamos en Primera, donde hemos ganado cuatro veces el título, pero hay que meterse a diario para seguir jugando y no descender. Por fortuna, o no, ahora tenemos bastante tiempo. Al final, los mejores acaban clasificándose para un torneo mundial que se celebra en Londres”, señala el malagueño.

Londres, ese el gran sueño de Magicians ahora mismo, el ‘Grand Slam’ por el que pelean en esta cuarentena. “Para participar en el torneo de Londres hay que ganar, como mínimo, cuatro veces el torneo de Primera División, así que ya hemos enviado la carta para poder disputarlo”, nos explica un Zapata emocionado y entregado a la misión. “Hay un premio a repartir de 200.000€ para el campeón, ahora falta que nos acepten, de momento estamos a la espera. La verdad es que jugamos muy bien, las cosas como son, nos lo tomamos muy en serio”, insiste el valenciano.

Eso sí, la competición sigue siendo competición, aunque sea virtual, lo que conlleva ciertos cabreos de vez en cuando. “Entre nosotros también hay muchas quemadas, incluso alguna tirada de cable que hace que no hablemos hasta el día siguiente, pero nos divertimos”, comparte Davidovich entre risas. “También tenemos un grupo de WhatsApp donde nos metemos todos con todos. Estamos 24/7 jugando al FIFA, en todo momento siempre hay alguien que está defendiendo al club, no paramos. Ahora mismo estamos a un nivel mundial y no queremos bajar de categoría”.

El compromiso es tal que dan ganas de verles jugando por un agujero, descubrir si de verdad son tan buenos con el mando de la videoconsola como lo son con la raqueta. Para despejar la incógnita, descolgamos el teléfono de Pablo Carreño, uno de los pesos pesados del vestuario, para que sea él mismo quien nos lo cuente. Tras hablar con el asturiano, todo hay que decirlo, el hype por The Magicians ya nunca volvió a ser el mismo. “No sé qué película te habrán contado, pero son malísimos. El equipo lo creó Pere hace ya unos años, él y yo somos los que mejor jugamos con bastante diferencia. Luego hemos incorporando a gente para pasar el rato, no para llegar a Londres. Si ese fuera el objetivo, Bernabé o Alex no estarían en el equipo”.

La dureza de Carreño al hablar es casi la misma que utiliza al impactar la bola dentro de la pista, pero el gijonés aterriza en el artículo para confesar que no todo es tan bonito en Magicians, destapando que no hay tanta magia en esos mandos. “Ni en tres vidas consigue Berni jugar un torneo profesional de FIFA. Le llamamos el mejor mediocentro izquierdo y su regate estrella es ir recto, chocarse con el defensa y llevarse el rebote. Alex fichó hace poco, probó de delantero pero su jugador todavía tiene poca media, es complicado. Ahora se ha puesto de MCD, le llamamos ‘El Cortador’ porque corta todo, tanto en defensa como en ataque, incluso hace segadas a sus propios compañeros. Luego está Eduard Esteve, que es lo mismo que Zapata pero por la otra banda. Su mejor jugada es poner excusas, como que no le va el mando o que su jugador no corre”.

Las palabras de Pablo nacen desde la frustración, la que sintió hace unos días al conectarse al FIFA20 y encontrar el terrible legado que le habían dejado sus propios compañeros. “Antes de la cuarentena, la última vez que jugué fue en pretemporada. Ahora hay mucho tiempo libre porque no podemos salir de casa, así que jugamos más de vez en cuando, un par de horas al día caen seguro. El problema viene cuando juegan ellos solos, como hace un par de días, que bajaron el equipo de 2ª a 5ª División. Imagínate cuando me conecté y lo vi, la motivación por los suelos”, afirma el actual Nº25 del ranking ATP mientras nos envía una prueba en forma de imagen.

Pere Riba, presidente y mayor accionista del club, pone la guinda con su análisis sobre el rendimiento y origen de Magicians. “Sucedió de repente, cuando nos dimos cuenta de que varios de nosotros jugábamos al FIFA, así que se lo comenté y ahora fíjate, somos ya 13 personas en el equipo. Es verdad que hay un campeonato mundial en Londres, pero son con equipos profesionales. Obviamente, nosotros no tenemos el nivel para llegar ahí ni por asomo, pero nos lo pasamos bien. Ahora, con todo este lío del coronavirus, un par de horas al día nos saca del aburrimiento. Además jugamos todos conectados con los cascos, hablamos durante los partidos, la finalidad es divertirnos y echar unas risas”.

Parece que llegar a Londres no será fácil, y no precisamente por el Brexit. Menos mal que siempre nos quedará el humor, las buenas amistades y la Play Station para hacer más llevadera la cuarentena más aislante.

Comentarios recientes