¿Cómo influirá el aplazamiento de los Juegos Olímpicos a las hermanas Williams?

Analizamos las implicaciones que puede tener para las estadounidenses el hecho de que la cita olímpica se haya pospuesto a 2021.

Venus Williams y Serena Williams, opciones Juegos Olímpicos Tokio 2021. Foto: gettyimages
Venus Williams y Serena Williams, opciones Juegos Olímpicos Tokio 2021. Foto: gettyimages

La pandemia mundial de coronavirus está provocando un auténtico seísmo en el mundo, y las afecciones en el deporte son más que notables. El aplazamiento de los Juegos Olímpicos Tokio 2020 al siguiente año, en el verano de 2021, tiene serias implicaciones en el tenis. Y es que la cita de este verano en Japón tenía un significado especial para algunos tenistas, entre ellos, las hermanas más eminentes de la historia de este deporte. Serena Williams y Venus Williams contemplaban firmemente la posibilidad de competir juntas en dobles y luchar por un título olímpico más que engrosara su palmarés y supusiera la despedida definitiva de los Juegos Olímpicos.

Con 39 años, Venus Williams tenía puestas muchas esperanzas en vivir una vez más la experiencia de sentirse olímpica y comenzar a decir adiós al tenis profesional. No hay confirmación oficial de que su retirada definitiva dependiera de esto ni de que se plantee tomar decisiones drásticas a final de este temporada en un sentido u otro, pero a la mayor de la saga no le habrá hecho gracia este imprevisto. Venus fue campeona olímpica en individuales en Sidney 2000 y cosechó tres oros en dobles junto a su hermana (Sidney 2000, Pekín 2008 y Londres 2012). Además, su recorrido olímpico sumó una línea más con una meritoria plata formando dupla con Rajeev Ram.

En cuanto a Serena Williams, cada año que pasa, su nivel de competitividad parece bajar y el ansia que ostenta por sumar un éxito más en forma de Grand Slam está paralizándola. La cita olímpica parecía ser el acicate perfecto para que la estadounidense encontrara una motivación extra y jugara con mayor relajación. Su decepción en Río de Janeiro 2016, donde cayó en primera ronda de dobles junto a su hermana ante Safarova y Strycova, mientras que en individuales sucumbió frente a Elina Svitolina en octavos de final, fue muy notable y hacía pensar en una reacción de rabia en Tokio, en la que sería su última comparecencia olímpica. El aplazamiento introduce un matiz de incertidumbre acerca de la posibilidad de que Serena prolongue un año más su carrera y comparezca con garantías de éxito en los Juegos Olímpicos Tokio 2021.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes