Caroline García describe su día a día confinada en la Rafa Nadal Academy

La tenista francesa estaba entrenando en Manacor cuando se decretó el estado de alarma y no tuvo más opción que permanecer en la academia.

Caroline García en Rafa Nadal Academy. Foto: gettyimages
Caroline García en Rafa Nadal Academy. Foto: gettyimages

Curiosa situación la que se está viviendo en la Rafa Nadal Academy, cuyo papel de referente como centro tenístico a nivel mundial le hace afrontar este confinamiento por el coronavirus de una manera muy particular y contando con una gran estrella del tenis femenino en sus instalaciones, como es Caroline García. La historia se las trae. Se encontraba la francesa hace una estadía de entrenamiento en Manacor cuando la pandemia mundial se fue descontrolando. Caroline tenía un billete para viajar a California que anuló en cuanto supo de la suspensión y se disponía a ir unas fechas más tarde a Florida, pero las restricciones en los viajes fueron evidentes.

En ese momento, la francesa fue consciente de la difícil situación que tendría para volver a su país e intentó ir a Alicante, donde tiene una casa familiar. Sin embargo, tal y como relata en el diario L´Equipe, cuando estaba yendo al aeropuerto se topó con la noticia de las restricciones en los vuelos desde las Islas Baleares. Decidió volver a una Rafa Nadal Academy donde está recibiendo un trato excepcional. Y es que la instalación del jugador español ha echado el cierre, frenando cualquier actividad física en sus instalaciones, pero al acoger a numerosos estudiantes y jugadores durante todo el año, mantiene unos servicios mínimos en cuanto a limpieza, cocina y personal que asegura el correcto cuidado de los que permanecen allí.

La dirección de la Rafa Nadal Academy ofreció un apartamento reservado a entrenadores a la francesa, donde se está hospedando junto a su padre y entrenador, así como el resto de miembros de su equipo. "La situación es mucho más tranquila en una ciudad pequeña como esta, hay menos casos y estamos bien. Intentamos preparar sesiones de mantenimiento a nivel fisico dentro del apartamento, echando un poco de imaginación se puede trabajar. Ahora lo primordial es la salud y estamos concienciados con no salir de casa", desvela una Caroline García que cuenta cómo mata el tiempo. "Intentamos hacer cosas diferentes a lo habitual, como cocinar, pasar tiempo con la familia, reflexionar... También estoy disfrutando mucho haciendo puzzles. En esta situación hay que ser optimista", asevera la tenista francesa, que ha encontrado un refugio inolvidable en Manacor.

Comentarios recientes