¿Quiénes podrían jugar la Laver Cup 2020?

Si todo permanece igual, el exitoso torneo de exhibición se disputará a la vez que Roland Garros. Analizamos quiénes podrían preferir jugar en Boston

La Laver Cup 2020 se disputará en Boston. Fuente: Getty
La Laver Cup 2020 se disputará en Boston. Fuente: Getty

El coronavirus lleva ya varias semanas creando una situación de caos sin precedentes. El tenis, como parte del deporte mundial, no está ni mucho menos a salvo de ello. Mientras algunos torneos afectados no tienen más opciones que no sea la cancelación, los Grand Slams, como entes independientes, debaten qué medidas tomar para salvaguardar su disputa. Roland Garros se apresuró a ello y emplazó el torneo en la misma semana que la Laver Cup 2020, entre otros torneos.

A pesar de ser incluida en el organigrama ATP desde el año pasado y de su carácter competitivo, uno de los atractivos de este torneo radica en su carácter espontáneo, distendido, con marcadores diferentes a los del circuito. En definitiva, esa esencia de torneo de exhibición que fomenta el compañerismo y el sentido de pertenencia hacia un equipo. Todo esto provoca que gran parte de la élite del circuito haya pasado por el Team Europe o Team World en un momento dado. Hasta que, claro, el compromiso alcanza un nuevo nivel.

Si dejamos atrás los posibles problemas con la obligatoriedad a la hora de disputar un Grand Slam (la ATP tiene lazos estrechos con el torneo ideado por Federer; no resultaría extraño, si el calendario se mantiene, que se hiciese una excepción de la regla durante dicha semana), ¿habrá jugadores que intercambien un Grand Slam por un torneo que no reparte puntos ATP? Hay dos factores que sí pueden influir favorablemente. Por un lado, la comodidad en cuestión de desplazamientos, pues no es lo mismo viajar desde Nueva York a París que tomar un vuelo a Boston. Por otro lado, la cuestión monetaria: puede que algunos jugadores ingresen más dinero con lo repartido en la Laver que con una segunda o tercera ronda en el Major parisino. Aún así, sería una decisión ciertamente curiosa, incluso polémica. Analizamos quiénes tienen muchas posibilidades para tomarla, de más a menos:

Roger Federer: no solo tiene muchas posibilidades de tomarla: se da prácticamente por hecho que lo hará. Esta es su competición, su bebé, a quien ha visto nacer y crecer. Al fin y al cabo, el torneo ha sido creado y es llevado por Team 8, la agencia de representación del suizo, que buscará por todos los medios posibles hacer de esta edición un nuevo éxito. Federer ya ha decidido no disputar la gira de tierra batida, y por consiguiente Roland Garros, durante otras temporadas; tras dejar un buen sabor de boca en su última participación, las posibilidades de que Roger decida volar a París tras la disputa del Us Open son muy, muy pequeñas.

Nick Kyrgios: el australiano ha declarado su aversión a la tierra en repetidas ocasiones. Si hay algún jugador que cumple la máxima de disputar un Grand Slam por obligatoriedad, ese es Nick en Roland Garros. La Copa Laver es un torneo que le motiva sobremanera, con un formato que favorece a su tenis y su físico y un ambiente de competición de equipo que saca lo mejor del tenista de Canberra. Con las posibles bajas causadas por el calendario, además, se abre la puerta para que el Team World consiga su primer título. Ya pueden imaginar, por consecuente, la enorme motivación que supondría a Kyrgios ser el líder del equipo. Bonus track: el torneo se jugará en el TD Garden, hogar de los Boston Celtics... la franquicia NBA favorita del australiano. Por si no había razones suficientes.

El contigente americano: si bien las nuevas generaciones del país de las barras y las estrellas han demostrado de sobra que pueden jugar en tierra, parece razonable que, siendo esta edición de la Laver en casa, eviten viajar a la otra punta del planeta para disputar un Grand Slam donde sus opciones son limitadas. Jack Sock es todo un habitual de la Laver, otro jugador que brilla en el formato de competición, mientras que Sam Querrey también participó en la edición inaugural del circuito. Tampoco resultaría extraño ver a otros jugadores que disfrutan con este ambiente de equipo, tal como Frances Tiafoe o Tommy Paul. Quizás el que menos posibilidades tenga de estar en Boston sea Taylor Fritz, quien posiblemente sea el mejor estadounidense sobre pistas de arcilla. Tampoco descarten la presencia de John Isner; el de Greensboro tendrá 35 años cuando caiga septiembre, y quizás dos Grand Slams prácticamente consecutivos sea mucha carga para su cuerpo.

Kei Nishikori: a primeras, no parece la elección más probable. El japonés nunca ha disputado la Laver, a pesar de que en años anteriores era uno de los jugadores de mejor ranking que podían formar parte del Team World. Sin embargo, las circunstancias han cambiado. Tras meses de incertidumbre debido a las recurrentes lesiones, una operación y ya entrado en la treintena, quizás disputar dos Grand Slams en cinco semanas con un viaje de gran envergadura de por medio pueda ser demasiado para Kei. De hecho, el japonés tendrá muy poco tiempo de aclimatación al circuito antes de la disputa de los torneos más importantes, así que ganar ritmo siendo uno de los mayores estiletes de su equipo en un ambiente de menos presión resulta una opción, al menos, justificada. No se extrañen de que Kei dé la sorpresa.

Alexander Zverev: la opción menos plausible de todos. El principal objetivo del tenista alemán es y deben ser los Grand Slams, y Roland Garros era, hasta este año, el torneo grande donde mejor resultado había alcanzado. El único motivo por el cual la Laver tiene la esperanza de alinear a otro top-10 no es ni más ni menos que la propia agencia de representación del alemán: Team 8, la propietaria del torneo. No hay que olvidar que el ente manejado por Godsick reclutó a Sascha en tiempos difíciles para él, aún con la disputa legal con su antiguo agente en el aire. A Zverev se le vio muy a gusto jugando exhibiciones por todo el mundo y aprendiendo de la mano de Federer, y la Laver es la mejor oportunidad para seguir con ese aprendizaje. No hay que olvidar, además, que el germano tendrá un grato recuerdo de este torneo tras conseguir el punto decisivo para el Team Europe en 2019, lo que le dio un empujón de moral para el resto de 2019 bastante grande. Por todo ello, el nombre de Zverev, al menos, debe estar en la posible lista de participantes.

¿Y tú, a quién ves con más posibilidades de jugar el torneo?

Comentarios recientes