Así queda el ranking WTA para los próximos meses y la lucha por el número 1 para la gira sobre hierba

Tal y como hemos hecho con el ranking ATP, analizamos como quedará el ranking WTA a efectos del 7 de junio y qué circunstancias habrá que tener en cuenta.

Ash Barty. Foto: WTA
Ash Barty. Foto: WTA

Si los mejores pronósticos se cumplen, y ahora mismo son una incógnita, el tenis volverá el próximo día 7 de junio, una fecha que queda lejos y que puede quedar desfasada si los acontecimientos obligan a actualizar la fecha de regreso. Pero supongamos que el tenis femenino WTA, como el masculino, vuelve para ese día. Con el ranking completamente congelado hasta esa fecha, los torneos comenzarán, sin haberse jugado ni un solo punto sobre tierra batida, con el mismo ranking y los mismos puntos.

Esa circunstancia, analizando un poco desde qué punto se comenzará a competir, deja a Ashleigh Barty como gran beneficiada a corto plazo, pues no va a perder los puntos obtenidos en Roland Garros, los 2000 que sumó por ganar el torneo, lo que unido a que Simona Halep defiende los 2000 de Wimbledon, es imposible que la australiana pierda el cetro del circuito una vez se haya celebrado el major londinense.

Aquí encontramos la primera gran noticia relevante de dicha congelación: Ash Barty será número 1 pase lo que pase, incluso perdiendo los puntos que ganó por levantar el título en Birmingham 2019. Gane Halep o Pliskova el torneo de Wimbledon, y aún quedándose Barty a 0 puntos en Birmingham y Wimbledon -defiende 180 puntos en Londres-, la australiana liderará el circuito de cara a la gira norteamericana. La otra cara de la moneda vendría más adelante, cuando Ash tenga que afrontar el US Open y Roland Garros de manera consecutiva -defiende el título en París-. No obstante, en el más corto plazo, en la gira de hierba, su liderato está garantizado cuando finalice dicha gira.

Por otro lado, se espera algo más de actividad de lo normal que podría modificar determinadas rutinas competitivas. Con el cambio de calendario, que concedió una semana más a la gira de hierba, hay tres semanas de competición desde el 7 de junio hasta el comienzo de Wimbledon, y dado que las jugadoras van a estar tres meses sin competir y que la hierba es una superficie muy particular que necesita de más rodaje, podríamos ver a las favoritas apuntarse a más torneos de lo que lo hacen habitualmente cuando configuran su calendario a once meses y no sobrecargan su mes de junio tras venir de jugar en Roland Garros y tener Wimbledon en el horizonte.

No sería extraño, por tanto, que algunas jugadoras jueguen dos o incluso las tres semanas previas a Wimbledon, una elección que podría dar con cambios en el ranking y el deseado lugar entre las 32 primeras para ser cabeza de serie en el 'segundo' grande de la temporada. Es difícil saber quien cerrará el cupo de las 32 primeras, pues Kuznetosva, número 32 ahora y a efectos del 7 de junio, sólo le saca dos puntos a la 33, Putintseva, y 17 puntos a la 34ª, Zheng.

Comentarios recientes