Los más perjudicados por la decisión de Roland Garros

El anuncio de Roland Garros de posponer su celebración para el 20 de septiembre crea un enorme conflicto de intereses en muchos torneos y jugadores.

Roland Garros.
Roland Garros.

Y de repente, Roland Garros conduce por la izquierda. Sin previo aviso, el segundo Grand Slam de la temporada, manteniendo en secreto su proceso de decisión y monitorización de la crisis causada por la pandemia en el mundo, anuncia que reubica su celebración desde el 20 de septiembre hasta el 4 de octubre, una decisión no consensuada con la Federación Internacional de Tenis ni con los propios jugadores, sin calibrar determinadas consecuencias derivadas del calendario, la preparación para el torneo, el cambio de superficie propio de la época en la que se ubica y los torneos que se solaparán o quedarán muy cercanos a las fechas decididas por el major francés.

Si damos por oficial y definitiva esta fecha, las consecuencias van a ser, en uno u otro sentido, veremos si inmediatas, completamente determinantes. Y a las que deberá contestar ATP y WTA próximamente con decisiones basadas, bien en corregir a Roland Garros en su independencia, o proseguir con la decisión y comunicar qué planes van a llevar a cabo para cancelar, reordenar o adaptar algunos torneos concretos.

Torneos perjudicados o comprometidos por la fecha anunciada por Roland Garros.

De entrada, se hace bastante difícil que la finalización del US Open y el comienzo de Roland Garros sólo estén separados por siete días. Si ya de por sí va a ser difícil concretar un calendario coherente dependiendo de la decisión que tome el COI sobre los JJOO, el unilateral poder de decisión del torneo francés comprime dos eventos de máximo nivel, sin torneos previos de preparación en caso de que el US Open se mantenga en dichas fechas y con un cambio de superficie muy drástico para los jugadores, sin entrar en lo más obvio: el desgaste.

Como vemos en la fotografía superior, hasta siete citas van a verse completamente condicionadas, por no decir determinadas definitivamente. Primero, las series de Copa Davis de Grupo I y Grupo II, a un día del comienzo de Roland Garros. A partir de ahí, los seis torneos que tenía reservados el Calendario ATP, comparten fecha con los tiempos del Grand Slam francés, a saber, San Petersburgo, Metz, Chengdu, Huajin y Sofia, más la siempre mediática Laver Cup, que juegan algunos de los mejores jugadores del mundo, lo que obligaría a todos estos eventos a moverse a la espera de que la ATP y la ITF intercedan y medien en este enorme conflicto de intereses, uno de los principales problemas de mando del tenis mundial.

Si nos vamos al circuito WTA, la cosa es igual de delicada, con muchos de los torneos asiáticos, hasta diez certámenes, en claro conflicto: Hiroshima, Nanchang, Zhengzhou (WTA Premier), Guangzhou, Seúl, Tokio, Wuhan, Tashkent, Beijing y Taipei, comenzando o finalizando estos torneos entre el 20 de septiembre y el 4 de octubre. Y toda esta decisión, a su vez, condiciona por completo el estatus y aspiraciones de muchos de los jugadores a los que se les condiciona, antes y después de esta decisión, su estatus y aspiraciones.

Jugadores perjudicados por la decisión de Roland Garros

¿Puede Rafael Nadal defender dos Grand Slams en quince días?¿Cómo pueden prepararse Simona Halep o Ashleigh Barty en un torneo en el que tienen depositadas más esperanzas que en otros Slams?¿Puede Novak Djokovic aspirar al Grand Slam anual con este calendario?¿Qué pasa con todos los especialistas de arcilla que no tendrán tiempo de preparar la superficie?

Si la ATP y la WTA no encuentran solución a este órdago unilateral lanzado por Roland Garros, de quienes se espera un comunicado conjunto para el día de mañana, tal y como ha avanzado el periodista George Bellshaw en las redes sociales, los jugadores y jugadoras no tendrán más remedio que configurar un calendario circunstancial, dependiente del tiempo de año natural que queda por delante, de los torneos que sigan en pie y de los conflictos que surjan que obliguen a los verdaderos protagonistas a no alterar ni forzar su físico. No se podrá jugar todo. Los tenistas, si estos sigue así, tendrán que elegir, porque este calendario, si cada uno va por libre, no es posible ni sano. ¿Elegir entre el US Open y Roland Garros? Son tiempos excepcionales. Y probablemente lo sean para todo tipo de situaciones.

Comentarios recientes