Sania Mirza comparte el shock de los jugadores

La jugadora india transmite la sorpresa que supuso a las jugadoras la suspensión en Indian Wells y deja un mensaje de tranquilidad

Sania Mirza habla sobre qué ha supuesto la suspensión. Fuente: Getty
Sania Mirza habla sobre qué ha supuesto la suspensión. Fuente: Getty

Pocas voces más autorizadas en el circuito femenino que Sania Mirza. Mientras el máximo organismo aún se debate si tratar de seguir con los torneos o suspenderlo todo, al igual que la ATP, ante la amenaza del virus, las jugadoras vivieron un momento de shock cuando las noticias de la suspensión del tenis fueron llegando. Con más motivo si, además, vienes de hacer un vuelo de 16 horas y un viaje en coche de tres.

Esto fue lo que le ocurrió a la leyenda india, que llegó al desierto tras un arduo viaje de casi 20 horas acompañada de su padre y entrenador Imran. Así lo aseguró en sus últimas declaraciones a The Times of India, donde también reveló de qué forma reaccionó el seno del circuito a las noticias de la suspensión. Los actuales momentos también sirven para poner en valor los sacrificios que, a partir de ahora, tendrán que hacer muchos jugadores y jugadoras que no forman parte de la élite del circuito, tras unos momentos donde reinó la desinformación. Es difícil tener un protocolo preparado a seguir cuando se plantean situaciones de emergencia, y las sensaciones que se vivieron en el complejo californiano fueron bastante claras. "Parecía que, de repente, todos habíamos perdido nuestro trabajo. Todo el mundo estaba caminando sin saber a dónde ir, preguntándose qué estaba ocurriendo".

La situación de shock reinó en el seno de ambos circuitos, y a buen seguro que a día de hoy todavía abundan esas sensaciones. Viajar de un lugar a otro y no saber en qué momento poder pillar el virus provoca una sensación de estrés que bien conoce Sania, con una familia a la que cuidar, lo que le llevó a tomar la decisión de dejar a su hijo de 18 meses en casa antes de embarcarse en su último viaje: "Teniendo en cuenta la actual situación, no quería que mi hijo estuviese en un vuelo de 16 horas. Fue una decisión difícil de tomar, pero es lo mejor para él. Cada vez es más difícil dejarlo en casa, pero él empieza a entenderlo todo y ya sabe cuándo no estoy en casa. Para mí es más duro que para él, porque he estado con él todo el rato exceptuando algunos días donde me dediqué a entrenar duro".

Tras la ola de negatividad y sorpresa que recorre el cuerpo cuando llegan las noticias, el circuito entendió rápidamente la gravedad de la situación. Al fin y al cabo, el coronavirus prácticamente no dejaba otra opción que salvaguardar la salud de los jugadores. "¿Qué puedes hacer?, ¿qué puede hacer la gente? Esto no es algo que realmente puedas tener bajo control. Está claro que hay muchos jugadores que se han dejado mucho dinero para llegar aquí, algunos de ellos con grandes equipos. Ha sido duro para todos, fíjate en las tenistas chinas, llevan mucho tiempo sin estar en casa. No es fácil. Lo que realmente ha supuesto un shock ha sido el momento en el que se ha anunciado, muy poco tiempo antes de que empiece la fase previa", aseguró una Mirza que solo puede criticar la tardanza en adoptar la medida, pero nunca el fondo de la misma.

Eso sí, la propia jugadora trató de ver el vaso medio lleno y tratar de encontrar algo de mesura en medio de este caos. "Al menos muchos de los jugadores han estado en California, esperando a ver qué pasaba. Se me ocurren muchos sitios peores donde podrías estar atrapado en este momento".

LA APUESTA del día

Comentarios recientes