Djokovic se pronuncia sobre la situación del coronavirus y regresa a casa

El jugador serbio empatiza con todos los jugadores y teme que no se pueda disputar ningún torneo hasta que la pandemia esté erradicada.

Novak Djokovic habla del coronavirus. Foto: gettyimages
Novak Djokovic habla del coronavirus. Foto: gettyimages

Si hay una voz autorizada en el mundo del tenis para hablar de asuntos de extrema gravedad ese es Novak Djokovic. Presidente del Consejo de Jugadores, activista auténtico comprometido con este deporte y con línea directa con muchas entidades, la opinión del serbio sobre el coronavirus se estaba haciendo de rogar pero ha llegado. Nadie conocía a ciencia cierta qué decisión había tomado el mejor jugador del mundo y en una noche plagada de malas noticias, comunicaba que se encontraba en Los Angeles. Poco después, Donald Trump anunció el cierre de los viajes entre Estados Unidos y Europa, y a pesar de que no hay cancelación oficial del Miami Open 2020, parece evidente que el torneo no se jugará por lo que Novak cogió un avión enseguida.

"Estoy de acuerdo con la mayoría de jugadores en que esto debe parar, pero puedo empatizar con otros que desean la continuidad de algunos torneos. Sin embargo, el hecho de que se haya declarado pandemia a nivel mundial pone de manifiesto que el Miami Open 2020 tendrá que cancelarse, no sé si lo harán hoy o mañana. Actualmente estoy en Los Ángeles, pero voy a tomar un vuelo. Honestamente no sé qué es lo que puede ocurrir en estas circunstancias y no sé si se jugará algún otro torneo en los próximos meses, hasta que se solucione esto", declaró el número 1 del mundo en estos momentos, que sumará semanas al frente de esta clasificación de una manera que a nadie le hubiera gustado que se produjera.

Poco después de compartir esas declaraciones, se veía a todo el equipo de trabajo de Novak Djokovic en un avión, ya de vuelta a Europa. No se sabe si pasará estos próximos días en Montecarlo, residencia habitual, o se irá a Serbia. Lo que parece evidente es que todos los jugadores buscarán precauciones para evitar problemas de salud y el tenis quedará en un segundo plano. No es descabellado pensar que puedan pasar meses sin ninguna competición oficial y que la temporada tenga que reestructurarse por completo. El tenis entra en modo stand by, los jugadores vuelven a sus hogares y se da por perdida la batalla contra el coronavirus. ¿Hasta dónde llegarán sus efectos?

Comentarios recientes