La "primavera árabe" llega al tenis

Analizamos la progresiva subida de nivel de tres tenistas que se pueden erigir en pioneros y referentes tenísticos de sus países.

Suele hablarse mucho del mundo asiático como el gran mercado que el tenis debe explorar y en el que el surgimiento de algún jugador importante puede suponer un punto de inflexión para el deporte rey de la raqueta. Kei Nishikori ha sido un auténtico fenómeno de masas, Corea del Sur se va sumando al carro con cada vez más jugadores, pero quedan China e India, los dos países más poblados, sin claros referentes capaces de elevar a un estatus superior este deporte. Pero no se habla tanto del mundo árabe, un mercado potencial gigantesco y en el que el tenis puede ser además vehículo de esperanza para muchos jóvenes y medio de empoderamiento para las mujeres.

Tres pioneros están haciendo presente al Magreb en los grandes torneos: Ons Jabeur y Malek Jaziri, tunecinos, y Mohamed Safwat, egipcio. El norte de África tiene un amplio poder de crecimiento en lo que a infraestructura tenística se refiere y llegar al profesionalismo sin apenas ayudas supone toda una odisea. En esa línea se han producido en varias ocasiones estos tres titanes que buscan inspirar a muchos jóvenes en pos de que se sumen a la práctica del tenis. El peso de las federaciones en estos países es limitado y, en muchos casos, solo la clase alta a nivel socioeconómico puede permitirse entrenar en los grandes complejos hoteleros de la costa que aglutinan pistas, entrenadores y celebran torneos ITF con recurrencia.

"Es fantástico ver cómo cada vez estamos más presentes. Siempre creí mucho en las posibilidades de Ons, es una tenista realmente talentosa y ha demostrado que puede ganar a las mejores del mundo. Eso supondrá una fuente de inspiración para muchas niñas de nuestro país", dice el tunecino Jaziri. "La gente debe entender que necesitamos más tiempo para alcanzar un gran nivel que los jugadores europeos o americanos. No tenemos tantas oportunidades y cuando empiezas a acercarte al top-100 no dispones de grandes torneos que den invitaciones. Además, gastamos mucho tiempo y dinero en los desplazamientos", comenta Malek en palabras recogidas por Tennis.com.

En los últimos tiempos se está viendo cómo Mohamed Safwat alcanza su mejor nivel con 29 años y secunda en el circuito ATP a Jaziri como representantes del mundo árabe. "Tiene buen nivel, ha mejorado mucho mentalmente y le veo con opciones de meterse al top-100. Eso sería importantísimo para mucha gente en nuestro países", aseguró un hombre que a sus 36 años ha reivindicado muchas veces su deseo de dejar un legado y haber contribuido a que el tenis tenga una próxima eclosión en Túnez en los próximos años.

Comentarios recientes