Cahill carga contra la desigualdad de prize money en el circuito

El entrenador de Halep denuncia lo que considera una injusticia en la distribución del % de dinero en los torneos, recompensando a los top y no mirando por los otros.

Cahill carga contra la desigualdad de prize money en el circuito. Foto: Getty
Cahill carga contra la desigualdad de prize money en el circuito. Foto: Getty

De nuevo, la diferencia de prize money en los torneos ATP y WTA vuelve a estar de actualidad después de que Darren Cahill, entrenador de Simona Halep, criticara el actual sistema de distribución del dinero en los torneos como Dubái, organizado la semana pasada. Mientras en el torneo ATP se produce casi un incremento doble respecto a la ronda anterior del prize money, en el WTA no ocurre lo mismo y se sigue favoreciendo demasiado a los top, sin pensar en los de más bajo ranking.

Prácticamente, todos los torneos del circuito tienen un sistema de distribución del prize money donde cada ronda dobla el prize money de la anterior. Poniendo el ejemplo de Dubái y teniendo en cuenta que no corresponden a la misma categoría (ATP es una categoría mayor que el torneo WTA), un cuartofinalista ATP obtiene 76.000 dólares y el semifinalista, 143.000, casi el doble. En el femenino se pasa de los 50.000 dólares a los 198.000, casi cuatro veces más. Cahill denuncia que se está distribuyendo muy mal el dinero y que deberían arreglar ese porcentaje.

"Los torneos ATP y WTA tienen este % de distribución que da mucho dinero al top. En Dubái existe esta anomalía, que no es muy común, pero se necesita un cambio. Por norma general, los torneos dan un montón de dinero a los top, cuando esto no es nada bueno", comenta el técnico sin faltarle razón. La ganadora del torneo de Dubái se embolsaría casi 700.000 dólares por los solo 17.000 de la perdedora de primera ronda. Es más de 40 veces por cinco victorias en un cuadro.

En los Slams existe una media de 1.8 veces el incremento respecto a la ronda anterior aunque se sigue otorgando un premio exagerado al ganador. Los perdedores de primera ronda en el último Open de Australia (por tomar un ejemplo actual) consiguieron 90.000 dólares por los 4.1 millones del ganador, en torno a 45 veces el valor de esa 1ª ronda, aunque hay que tener en cuenta que aquí hay siete partidos que ganar pero son varios los tenistas del top, entre ellos Djokovic y Federer, que han asegurado que ellos no necesitan esa cantidad de dinero y que podrían dar más a las dos primeras rondas.

Vasek Pospisil o Nicole Gibbs aplaudieron el tuit de Cahill y otros como Bruno Soares aseguraron que llevan muchos años peleando con la ATP para solucionar esto, sin éxito. En el tenis actual, solo los 110-120 primeros del ranking pueden vivir del tenis. Entre el 140-150 podrán cubrir gastos con lo que ganan pero más allá de eso, hay tenistas que pierden de dinero con la esperanza de un día dar el salto. Resulta triste que un deporte tan famoso como el tenis tenga una desigualdad tan grande y que solo 120 en todo el mundo puedan vivir de ello.

Con esto vigente y sin solución a la vista, se seguirá viendo amaños de partidos en los torneos pequeños donde compiten aquellos jugadores cuyas ganancias no pagan sus gastos ya que es la única manera que tienen de poder sobrevivir, y muchos niños, posibles estrellas del futuro, seguirán eligiendo otros deportes al ver sus familias tantas barreras por delante para llegar a ser profesionales.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes