Nadal impone la ley del más fuerte

El tenista español logró un importantísimo triunfo ante Grigor Dimitrov, para acceder con rotundidad a la gran final del torneo mexicano.

Rafael Nadal. Foto: Getty Images
Rafael Nadal. Foto: Getty Images

Sin contemplaciones, sin dudas y sin concesiones. Así camina Rafael Nadal en este ATP 500 Acapulco 2020, plantándose ya en la gran final pleno de confianza y sabiéndose dominador en estas pistas hasta el momento. El español no ha jugado al máximo en casi ningún tramo de sus partidos, pero es que parece que no lo ha tenido que necesitar para ir sacando adelante sus partidos. Especialmente flagrante fue su superioridad frente a Grigor Dimitrov, contra el que transitó con calma por la pista hasta que vio la necesidad de apretar mínimamente el acelerador y poner tierra de por medio.

Muchos eran los que afirmaban que el encuentro iba a ser muy igualado y donde el actual número dos del mundo tendría que dar lo mejor de sí para poder ganar a un Dimitrov que venía de jugar a un nivel de tenis sencillamente espectacular. Finalmente, por un marcador de 6-3 y 6-2, el español alcanzó la gran final del torneo.

Grigor Dimitrov nada pudo hacer ante el despliegue tenístico de Nadal. Mucha es la ilusión que suscita este todavía excelente jugador a la que parece dársele muy bien las canchas de pista dura. A pesar de que en estos últimos meses parece haber dejado atrás esa mala racha de resultados que azotó hace algún par de temporadas, parece que Grigor vuelve a aparecerse al que nos deslumbró en sus mejores años. Aún asi tiene mucho margen de mejora, y aún no está preparado para derrotar a jugadores con la potencia de golpes que ostenta Nadal. No hubo partido; desde el primer momento se vio cómo el ritmo de bola era muy dispar entre ambas. Nadal tomaba la iniciativa desde los primeros golpes y el saque de Dimitrov no lograba darle ventaja.

Hasta en cinco ocasiones rompió el servicio del búlgaro, quien no veía huecos por donde filtrarse en el tenis del español. A pesar de todo, consiguió romperle el saque a Rafa en dos ocasiones, pero de nada sirvió. Ya que al saque sus estadísticas fueron realmente pésimas (48% de puntos ganados con el primer servicio y 38% con el segundo saque). Ya en el segundo set ambos bajaron la intensidad, y viéndose con un set abajo, Dimitrov se derrumbó ante la solidez de Nadal.

El español acabó el partido con numerosos golpes ganadores y muy pocos errores no forzados, lo que da una idea del nivel de precisión y agresividad del que hizo gala. Imperial al saque y contundente en la red, Nadal fue una muralla inexpugnable para Dimitrov, lo que no resta méritos al gran torneo hecho por el búlgaro.

En la gran final de esta madrugada, el balear peleará por un nuevo título ante el estadounidense Taylor Fritz que en semifinales consiguió derrotar a su compatriota y amigo John Isner en tres disputadísimos sets. Parece que Fritz tendrá que descansar de lo lindo tras el gran despliegue realizado en semifinales.

Comentarios recientes