Aliassime: “Los valores son mi prioridad, por encima del tenis”

Tras debutar con victoria en Acapulco, el canadiense dio una rueda de prensa cargada de personalidad. “Siento que estoy creciendo como persona”.

Aliassime posa con el logo del torneo de Acapulco. Fuente: Abierto Telcel
Aliassime posa con el logo del torneo de Acapulco. Fuente: Abierto Telcel

Pasan las semanas y Félix-Auger Aliassime no encuentra el momento de descansar. Tras firmar octavos de final en Montpellier, final en Rotterdam y final en Marsella, ahora el canadiense ha cruzado el Atlántico para disputar el ATP 500 de Acapulco, donde ya ha superado la primera ronda. Fue justo después de esa victoria sobre Alex Bolt cuando el diestro de 19 años habló con la prensa mexicana e hizo balance de su momento, las finales perdidas o la importancia del día a día. Pocas veces verán hablar tan claro a un deportista tan joven.

Dinámica positiva. “He conseguido buenos resultados, estas dos últimas semanas han sido increíbles para mí, pero sigue siendo igual de divertido empezar un nuevo torneo en un nuevo lugar. Quiero volver a dar lo mejor de mí, quiero aprovechar este momento e ir a por el objetivo”.

Ascenso sin premio. “Creo mucho en el proceso. Es una gran noticia estar dentro de los veinte mejores del mundo, aunque no haya podido ganar todavía un título. Lo que sí he hecho es crecer como persona, he aprendido mucho de estas derrotas, pero también de mis entrenadores, de mi familia. En general me siento soy mejor persona después de estas lecciones. Busco la excelencia cada día, pero esto solo lo puede conseguir con tu mejor esfuerzo. Para eso trabajo, para dar lo mejor de mí a diario, ese es mi estilo de vida. Acepto los altibajos que tiene esta profesión”.

Un consejo que no olvidará. “Recuerdo un entrenamiento que tuve en Dubái hace tres años con mi ídolo, Roger Federer. Fue una gran experiencia, él fue uno de los primeros jugadores que empecé a observar desde que era un niño, ha ayudado mucho a que el tenis crezca hasta otro nivel. Me aconsejó que tuviera paciencia, que me diera mi tiempo, que hiciera bien las cosas. Tampoco fue nada especial, pero que me lo dijera alguien como él fue todo un privilegio”.

Debut ante Alex Bolt. “He tenido un rival duro hoy. Creo que no estuve del todo sólido en los intercambios, me vi en una pista nueva, diferentes bolas, además él sacó muy buen y me puso las cosas difíciles. Necesito entrenar un poco más para ganar esa consistencia y ser más poderoso con el saque. Esta vez las cosas salieron bien y estoy feliz, en el segundo set logré lo que buscaba, pero todavía tengo que mejorar”.

Los valores por encima de las victorias. “Mi abuela me enseñó a ser humilde. Al final, puede que lo que más se recuerde sean tus golpes, o tus títulos, o el dinero que ganaste. Para mí lo más importante es el tipo de persona que eres. Cuando la gente recuerde mi nombre, ya sea en mi ciudad o en otra ciudad, quiero que me vea como una inspiración para jugar al tenis, quiero ser un buen ejemplo para que otras personas puedan dar lo mejor de sí mismas. La humildad es necesaria en un deporte con tantos altibajos, hoy he ganado pero mañana puedo perder. Le doy las gracias a mis padres por haberme dado esta educación. Para mi todo esto es una prioridad por encima del tenis”.

Mentalidad competitiva. “Es algo que hay que trabajar, aunque no es una garantía. Muchas veces te sientes frustrado, cuando ves que estás cerca de algo y no lo consigues. Intento controlarme en el buen sentido, dándome oportunidades para estar calmado y positivo, sobre todo en los finales de partido. A veces es una locura y te desesperas, existe mucha presión dentro de la pista, pero hay que buscar siempre la mejor actitud sobre la cancha, cada semana”.

El mejor recuerdo hasta llegar aquí. “Todavía tengo una carrera corta, soy muy joven, pero tengo ya varios recuerdos imborrables. Por ejemplo, la primera vez que llegué a una final (Río 2019) fue un algo muy emocionante, ya que me encontraba fuera de los cien primeros del ranking antes de afrontar ese torneo. Para mí como un sueño hecho realidad, verme en una ronda tan avanzada ya a nivel profesional. Por otro lado, las semifinales en el Masters 1000 de Miami también fueron muy especiales. Pero sin duda alguna, el momento más emocionante fue el año pasado cuando jugamos las Finales de la Copa Davis ante España, ver todo ese ambiente en el estadio fue como una película, me sentí Gladiator, fue increíble. Es verdad que luego perdí ese partido, venía de una lesión, pero nunca he sentido tantas emociones dentro de una pista”.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes