Rybakina: “Ha sido una semana increíble, estuve cerca de ganar”

En su tercera final perdida de la temporada, la kazaja de 19 años intentó en Dubái extraer los aspectos positivos de un partido que llegó a tener en la manos.

Ceremonia de trofeos en Dubai. Fuente: Getty
Ceremonia de trofeos en Dubai. Fuente: Getty

Ya no hay duda y, por si alguien tiene dudas, ahí están los números. Elena Rybakina ya es una de las grandes protagonistas de la temporada. A sus 19 años, la tenista kazaja suma cuatro finales en cinco torneos disputados, aunque luego solamente ha podido reinar en un escenario. No importa, esa regularidad y esas ganas de jugar le han cambiado la vida, tanto que hasta sus objetivos han cambiado: antes luchaba por mantenerse en el top50 y ahora pelea por llegar al top10. Su última aventura en el WTA de Dubái no terminó como ella quería, pero ya reúne la suficiente madurez como para saber que está en el camino correcto, pese a que ahora mismo tenga más domingo de lágrimas que de sonrisas.

“Sé que he jugado muy bien, en realidad creo que tuve el triunfo muy cerca, aunque ahora mismo estoy un poco molesta, de nuevo me vuelvo a quedar en la final”, confesaba Elena tras ceder en 2h27min ante Simona Halep. “Luego, si lo pienso, al principio de la semana ni siquiera pensaba en llegar hasta aquí, así que ha sido un gran torneo para mí. Estoy orgullosa de mí misma por haber logrado sumar tantos buenos partidos durante esta semana, por haber vendido a jugadoras tan buenas. Ha sido una semana increíble y hoy hasta estuve cerca de ganar”, resuelve una mujer que ya forma parte del top20 del ranking WTA, un grupo que a este paso pronto se le quedará pequeño.

En Dubái, en un duelo que en la mayoría del tiempo fue por delante en el marcador, de nuevo fueron ciertos detallitos los que decantaron la balanza, aunque otra vez en su contra. “Simona es una gran campeona, ella está luchando por cada bola hasta el final. No tengo mucho más que decir sobre ella, jugó muy bien y por eso es la campeona. Fue un gran partido de las dos, pero se decidió por algunos pequeños detalles, por un par de puntos de diferencia. Seguro que en algún momento tuve mis oportunidades, pero no sabría decir qué hubiera pasado al final de haberlas aprovechado”, valoró la nacida en Moscú sobre el desenlace de este sábado.

Y es que la evolución de Rybakina ya no pasa desapercibida para ningún seguidor de este deporte. Hace catorce meses teníamos a Elena fuera de las 150 mejores del mundo y hoy la tenemos encadenando finales como si fuera algo sencillo. En Shenzen, finalista ante Alexandrova. En Hobart, campeona ante Zhang. En el Open de Australia, tercera ronda derrotada por Barty. En San Petesburgo, finalista ante Bertens. En Dubái, finalista ante Halep. Es decir, la kazaja ha competido en todas las semanas que le ha permitido el calendario y llegará al torneo de Doha con un balance de 19-4, demostrando que está de sobra preparada para dar el último paso.

Precisamente era Doha una posibilidad para tomarse por fin ese merecido descanso, pero la moscovita no quiere saber nada de parones, solo piensa en mantener la dinámica. “Creo que jugaré también en Doha. Mi deseo era jugar en Doha, así que de momento vamos a viajar y una vez llegue, decidiré. Voy a volar mañana, ya que el lunes tendría que disputar mi primer partido. Por supuesto que estoy cansada, pero lo intentaré, creo que soy capaz de jugar una semana más. Luego ya tendré tiempo de descansar”, declaró tras conocer que Sorana Cirstea será su primera rival en Catar.

Comentarios recientes