Kyrgios comparte su aversión por la tierra batida

Que Nick Kyrgios y la tierra batida no se llevan bien es algo que sabíamos desde hace tiempo. El año pasado, sin ir más lejos, el australiano apenas disputó dos torneos sobre arcilla (Madrid y Roma), en los cuales cayó en primera y segunda ronda, respectivamente. Pero esta vez ha ido más lejos. En una semana donde se disputan dos ATP 500 sobre cemento (Dubai y Acapulco), el de Canberra confesaba su rabia en Instagram al ver cómo ciertos jugadores preferían irse a Santiago a disputar un ATP 250 sobre polvo de ladrillo. "Exterminar a las ratas del polvo", añadió el oceánico en su mensaje.

Comentarios recientes