Muguruza no puede con la rebelión de Brady

La jugadora española cayó eliminada en los cuartos de final del WTA Premier 5 de Dubái, al perder ante Jennifer Brady en tres ajustados sets.

Garbiñe Muguruza. Foto: Getty Images
Garbiñe Muguruza. Foto: Getty Images

El espectador que se dispone a disfrutar de un partido de Garbiñe Muguruza en el televisor con el objetivo de relajarse, ha de suprimir de su cabeza esa idea. La española genera todo tipo de sensaciones menos relax y tranquilidad, imbuyendo a los espectadores en un remolino de emociones que van desde la perplejidad por su excelso nivel hasta el estupor por los continuos reveses, desde la admiración a la desesperación, pero siempre hay que sacar el lado positivo de las cosas, y a diferencia de años anteriores, el nivel de juego de la española es mejor. Siempre se puede perder, pero hay que analizar como se pierde, y Muguruza lo ha hecho como una grande, que al fin y al cabo es lo que es. Hoy perdió ante la estadounidense Jennifer Brady por 6-7 (5), 6-3 y 6-4 en los cuartos de final del WTA Premier 5 de Dubái.

Tanto es así que la tenista estadounidense comenzó el partido a un altísimo nivel, mostrándose muy segura con su servicio y sin dar concesiones a su rival. En cambio, Garbiñe no terminaba de encontrarse cómoda sobre la pista, cometiendo algunos errores no forzados que dificultaban sus turnos al saque, si bien la jugadora hispano-venezolana conectaba grandes golpes para mantener la igualdad en el encuentro.

Pero esta igualdad no tardó en romperse. En un juego para olvidar, Garbiñe Muguruza cometió algunos errores no forzados para encajar su primer 'break' del partido y poner a Brady en clara ventaja para apuntarse el primer parcial (2-4). Fue entonces cuando la tenista española demostró su evolución en el aspecto mental. Si en otras ocasiones hubiera perdido estrepitosamente la manga, en esta ocasión fue capaz de reponerse de la rotura y, siendo cada vez más fiel a su estilo, logró romper el servicio de su rival y mantener la igualdad, llevando el encuentro al 'tie-break'.

La línea de juego de Muguruza se encontraba en trayectoria ascendente y la ex número uno del mundo mantuvo un alto nivel tenístico en el juego definitivo, donde consiguió una ventaja importante al inicio que resultó definitiva para apuntarse el primer set. Jennifer Brady comenzaba a sufrir sobre la pista, y cedió en el 'tie-break' ante la tenista hispano-venezolana por 7-5.

La peor versión de la hispano-venezolana se vio a partir de ahí. En un segundo set realmente esperpéntico, a Muguruza se le veía lenta de piernas, atascada mentalmente y cometiendo muchísimos errores no forzados. El resultado de tal esperpento no podía ser otro que perder el set, incluso ante una jugadora que venía de una dinámica positiva en los últimos partidos. Brady recogió con gusto los regalos de la española y ya se relamía con otra crisis existencia de Muguruza que le permitiera dar la campanada y tanto que lo hizo.

En el tercer set, el encuentro destacó por su igualdad, aunque Garbiñe tuvo hasta un 0-40 a comienzos del set, desventaja que desaprovechó y que sirvió para darle aire a una Brady que sabía cuando tenía que atacar para llevarse el partido. Cuando todo parecía que se resolvería nuevamente en el desempate, la norteamericana sacó su mejor versión para romper el saque de la española y llevarse el set y el partido. Muguruza volará ahora hacia Doha, mientras que Brady jugará mañana ante la vencedora del duelo entre la rumana Simona Halep y a la rumana Aryna Sabalenka.

Comentarios recientes