Thiem reconoce sentir molestias en su rodilla izquierda

El austriaco se reclama a sí mismo un mejor nivel y reconoció haberse asustado por un dolor en la rodilla izquierda que espera no vaya a más.

Dominic Thiem en ATP 500 Rio Janeiro 2020. Foto: gettyimages
Dominic Thiem en ATP 500 Rio Janeiro 2020. Foto: gettyimages

Todo lo que no sea ver a Dominic Thiem levantando el trofeo que le acredite como campeón del ATP 500 Río de Janeiro 2020 será percibido como un fracaso mayúsculo. Esto se fundamenta en el papel de claro favorito que ostenta el austriaco, en un torneo donde no se podrá medir a ningún jugador del top-50 antes de la final. Sin embargo, su debut dejó ciertas dudas al necesitar tres mangas para vencer a Felipe Meligeni, actual 341 del ranking ATP. En rueda de prensa, Dominic se apresuró a explicar las sensaciones mejorables que había sentido y la necesidad de elevar su nivel en próximos eventos. Thiem ha sido acusado habitualmente de jugar demasiado, estando su predilección por disputar algún torneo de esta gira sudamericana en el punto de mira.

Muchos consideran que un jugador de su nivel no tiene por qué arriesgar su integridad física por sumar puntos en estos torneos y llegar a Indian Wells y Miami con cansancio físico y mental. Pero Thiem ve en este torneo un posible caladero de puntos que le consolide como principal alternativa al poder establecido. "Antes de entrar a la cancha me golpeé contra una puerta en la rodilla. Fue un golpe fuerte, pero no le di importancia hasta que en el segundo set empecé a sentir molestias. Me asusté mucho, estaba muy preocupado, por eso llamé al fisio. Pero en el tercer set ya mejoré y no sentí dolores", declaró el austriaco, cuya mejoría podría deberse a la ingesta de un antiinflamatorio, por lo que habrá que estar atentos a su evolución en las próximas horas.

"Creo que la rodilla estará bien para el siguiente partido, pero tengo cosas que mejorar todavía. Hoy no ha funcionado mi juego como esperaba, necesito elevar mi nivel si quiero ganar el torneo porque me veré muy exigido en el próximo encuentro", comentó el que será siguiente oponente de Jaume Munar, consumado especialista en tierra batida que podría tener sus opciones si Dominic no está al 100%. "Tuvimos un partido muy duro el pasado año y preveo lo mismo. Tendré que jugar mucho mejor", destacó el que fuera campeón del torneo en 2017. Es preciso señalar que en caso de ganar el ATP 500 Río de Janeiro 2020, las consecuencias serían inmediatas en el ranking de Dominic Thiem ya que sobrepasaría a Roger Federer en el tercer puesto de la clasificación. El morbo está servido.

Comentarios recientes