Muguruza: "Llevaba mucho tiempo queriendo que Conchita trabajara conmigo"

La española confesó en un acto lo mucho que ha significado para ella el unirse con Conchita Martínez: "Los resultados llegaron muy pronto".

Garbiñe Muguruza. Foto: Getty Images
Garbiñe Muguruza. Foto: Getty Images

Los resultados no acompañaban a Garbiñe Muguruza durante todo el 2019. El ciclón amainó con brusquedad y pareció haber quedado diluido en el océano de grandes tenistas en el que se erige el circuito WTA. Estuvo en una espiral realmente negativa, no solo de juego sino también de resultados, pero todo cambió. Desde la llegada de Conchita Martínez, la española parece otra. Tras un gran arranque de año, la ex número uno del mundo está contenta y afronta los próximos torneos con una gran emoción.

Su unión con Conchita Martínez: "La únion que tenemos ambas es muy buena. Ella ha sido una jugadora de grandísimo nivel y rápidamente conseguí entender todos sus consejos. Además, tenemos una complicidad muy especial, porque necesitamos la mitad de palabras para hacernos entender. Desde el primer momento que trabajamos juntas, los resultados han llegado rápidamente. Estoy muy contenta de poder contar con sus servicios", manifestó la española en palabras recogidas por EFE durante un acto por el patrocinador Caser Seguros.

Como contactó con ella: "Llevaba mucho tiempo queriendo que Conchita trabajara conmigo, pero nunca se dio. Cuando yo necesitaba un entrenador, dio la coincidencia de que ella estaba nuevamente disponible, ya que había acabado su unión con Pliskova. Cuando lo supe, rápidamente contacté con ella y le dije que me encantaría que trabajara conmigo. Ella no dudó en aceptar y desde el primer momento comenzamos a prepararnos para que los buenos resultados comenzaran a surgir".

El adiós de Sam Sumyk: "Fue un poco complicado, ya que llevaba muchísimo tiempo trabajando con Sumyk y el relevo quieras o no fue difícil, pero como todo, el deporte son ciclos. Llevaba varias semanas atrás con el pensamiento de que necesitaba urgentemente cambiar de aires, el tener una voz nueva, un nuevo equipo y renovar un poco la energía. Tenía varios nombres en mi agenda, pero la de Conchita era la que más me encantaba y todo se dio muy rápido".

El ascenso al Kilimanjaro como plan de entrenamiento: "Era un reto personal que tenía de varios meses atrás. Quería ponerme en una situación un tanto complicada y saber de qué estoy hecha. Aprendí a estar más en contacto con la naturaleza. Fue un duro viaje de resistencia, mentalidad y mucho sacrificio. Una experiencia muy buena que me encantaría poder volver a repetir en un futuro".

Su ascenso en este inicio de temporada: "El comenzar el año nuevo con un equipo diferente me ha ayudado bastante. Los resultados tarde o temprano llegarán, solo es cuestión de tiempo y mucho trabajo. Hay que ser paciente y saber lidiar con la frustración que supone saber que los resultados no nos ha acompañado en estos últimos meses. Nunca pensé que tendría un arranque de temporada así, pero estoy muy contenta de que haya ocurrido en el primer Grand Slam del año. Todos los torneos son importantes, pero no puedo negar que los torneos major son los que me motivan más. Históricamente se me ha dado mejor y mi mejor tenis aparece cuando me enfrento a las mejores jugadoras del circuito", concluyó la jugadora hispanovenezolana.

Comentarios recientes