Nadal: “La cultura española y árabe comparten muchas cosas”

El balear inauguró su nueva Academia en Kuwait y subrayó las similitudes que intervienen en ambas culturas. “Confiamos en crear algo muy especial aquí”.

Rafa Nadal junto a su nueva Academia en Kuwait. Fuente: The National/Coco Dubreuil
Rafa Nadal junto a su nueva Academia en Kuwait. Fuente: The National/Coco Dubreuil

Este miércoles en Kuwait pudimos ver cómo Rafa Nadal daba un paso de gigante en su objetivo de llevar su manera de trabajar y entender el tenis a otras partes del mundo. La primera Academia completa, tras la pionera en Manacor hace cuatro años, abrió sus puertas en Oriente Medio. Concretamente, en el complejo internacional de tenis Sheikh Jabera Al Abdullah Al Jaber Al Sabah. Allí es donde ha decidido poner su semilla de campeón el español y así lo explica en esta entrevista con The National, donde detalla los motivos que le llevaron a elegir este lugar para extender su legado.

“Llevábamos tiempo buscando un lugar aquí, en Oriente Medio, para abrir una nueva Academia. Honestamente, tenemos la creencia de que podemos ayudar a que la región crezca, en términos de promover el tenis, promover el deporte y ayudar a los jóvenes talentos a desarrollar su potencial. Estamos súper emocionados, felices y confiados de nuestro proyecto aquí, en Kuwait, donde hemos encontrado un grupo de personas de muy buen corazón, así que estamos muy felices de ser socios con ellos. Juntos podemos crear algo muy especial aquí en Kuwait”, descubre el campeón de 19 Grand Slams.

El complejo contará con instalaciones de última generación a su disposición, incluyendo ochos pistas cubiertas, ocho pistas al aire libre, más un estadio al aire libre con capacidad para 1.500 personas, el mismo en el que disputaron ayer su partido de exhibición Rafa Nadal y David Ferrer. “Enviaremos aquí a un par de grandes entrenadores que actualmente estaban en nuestra Academia de Mallorca”, añade el balear. “Es importante crear el grupo adecuado de personas en cuanto a entrenadores, preparadores físicos, etc. Contamos con un gran grupo de profesionales y personas humanas, creemos que eso es lo principal. Nuestro objetivo es tratar de ayudar a los niños a crecer en una educación adecuada, con los valores correctos. Dentro del deporte, es importante que también aprendan muchas cosas positivas para la vida, aunque realmente creemos que podemos ayudarles a convertirse en grandes tenistas. Mientras más gente juegue aquí, mayores serán las posibilidades de un campeón de Oriente Medio”, subraya el número 2 del mundo.

Una idea de extensión y plenitud que no será fácil, tampoco rápida, pero que ya da sus primeros pasos. “Por el momento, la primera fase es que los niños puedan estar aquí y puedan entrenar al mismo tiempo, rodeados de unas instalaciones increíbles con gimnasio, spa, centro médico y todo lo que necesiten. El próximo pasó será que además puedan estudiar aquí también, pero vamos paso a paso, y el primer paso es éste. Para nosotros siempre ha sido importante estar cerca de los niños, ofrecerles una Academia que sea muy cercana, creando una atmósfera familiar. Queremos estar cerca de los padres y también cerca de los niños. Queremos ver que están cómodos y que son cuidados por nuestros entrenadores”, insiste una vez más el español.

Es precisamente ese ámbito familiar el nexo de unión que encuentra Nadal entre ambas culturas. “Honestamente, creo que hay muchas cosas que los españoles compartimos con la cultura de esta región. La unión familiar es algo muy fuerte en esta parte del mundo, en España tenemos esa misma cultura. La familia es nuestro núcleo, algo muy importante para nosotros, lo que nos ayuda a permanecer juntos y apoyarnos mutuamente. Eso es algo que aprendí aquí, entendí que para los árabes también es muy importante la familia, eso me gusta. También es un lugar con tradiciones que, en según qué lugares, algunas cosas van un poco más lentas. He podido ver parte de ese proceso por el que atraviesa la región, así que estoy feliz de ver cómo se van abriendo al nuevo mundo cada vez más”, concluye el manacorense.

Comentarios recientes