Nadal: "Hubiera preferido que ganara Thiem pero hay que felicitar a Djokovic por su triunfo"

El tenista español atiende a EFE desde Kuwait para valorar la final de Australia, su derecho a opinar de otros temas y los momentos más importantes de su carrera.

Rafael Nadal. Foto: Getty
Rafael Nadal. Foto: Getty

Rafael Nadal sigue rodeado de actividad estos días. El número 2 del mundo está inaugurando su nueva academia en Kuwait, donde ha jugado un partido de exhibición ante David Ferrer, y dentro de dos días estará presente en Sudáfrica para jugar otro ante Roger Federer. El español atendió desde Kuwait a la Agencia EFE, con quien reflexionó sobre diversas cuestiones de su carrera y de la actualidad que ha marcado el Open de Australia.

El tenista balear habló sobre su condición de popular y el deseo de poder ser anónimo en algún momento, una circunstancia que Rafa no se plantea. "Bueno, casi desde muy pequeño llevo conviviendo con que me reconozcan y me paren. Y no creo que pueda decir que me gustaría otra cosa. Soy muy afortunado por todas las cosas que me pasan y que me han pasado. Y tengo la suerte de tener gente alrededor que me ayuda. Empezando por la familia y siguiendo por todo mi equipo. Soy consciente de que lo que me toca vivir, o lo que he tenido la suerte de vivir todos estos años, no es eterno. Y que el momento de volver a vivir una vida normal cada vez está más cerca. Como es obvio, por el hecho de mi edad y porque la carrera tiene su principio y su final. Aunque estoy feliz y con ilusión de seguir, soy consciente de que tengo 33 años y no es igual que cuando tienes 21 o 22 y sabes que tienes toda la carrera deportiva por delante. Quede lo que quede, intentaremos disfrutar al máximo. E intentaremos alargar lo máximo posible estos instantes fantásticos y estas vivencias que gracias al tenis he podido vivir".

"Por ser un deportista conocido, hay gente que no le gusta que opines de otras situaciones"

Y en el mismo sentido, discurriendo la entrevista por otro tipo de cuestiones más relacionadas con la sociedad, Rafa sabe que opinar de determinados temas no le conviene, a pesar de que no debería ser así. "Evidentemente, sí. Pero hay veces que, por ser un deportista conocido, hay gente que no le gusta que opines de otras situaciones, fuera de lo deportivo. Yo tengo la teoría de que uno es deportista y otro es, por ejemplo, informático, u lo que sea. Pero por ser deportista y conocido, no creo que no tenga el derecho, como ciudadano, a opinar de según qué tipo de cosas y situaciones, ya sean sociales o de cualquier otro ámbito. Cuando eres un deportista y opinas, a lo mejor, de política, cosa que yo no he hecho, no es mi caso, no porque no me interese, sino porque no creo que sea en ningún caso conveniente, hay gente que quizás no concuerde con tus opiniones. Pues no sé ni más, ni menos que cualquier otra persona que pueda estar interesada en lo que pasa en nuestro país, o en el mundo, y que no se dedique exclusivamente a la política".

Después, el número 2 del mundo valoró la victoria de Nole en Melbourne, un partido donde Nadal, sin esconderlo, peor sin darle mayor importancia, hubiera preferido que ganara Thiem. "A mí personalmente me hubiera venido mejor que ganara Thiem. Pero, siendo sincero, he dormido exactamente igual de bien los dos últimos días. En ese aspecto da igual si hubiera ganado Dominik o si ha ganado Novak. Es parte de nuestro deporte. A Novak este torneo se le da especialmente bien. Y ahora mismo es, a día de hoy, el mejor jugador del mundo. Así lo dicen los números. Y lo único que se puede hacer es felicitarle por otro gran éxito".

Por último, Rafa fue preguntado por los mejores momentos de su trayectoria profesional. "Se hace difícil. Para mí la primera Copa Davis, en Sevilla, contra Estados Unidos, fue un momento muy emocionante. También el primer Roland Garros, en 2005, porque fue el primer Grand Slam. Luego, por distintos motivos, Wimbledon 2008 es un momento fundamental en mi carrera. Y diría que Australia 2009 fue algo inesperado, por cómo llegaba, pero fue muy emocionante. Y también diría que el Open USA de 2013 fue muy especial, después de haber vuelto de una lesión muy importante de rodilla, que me mantuvo siete meses fuera de las pistas en 2012. Ésa fue otra de las victorias que más me llenaron."

Comentarios recientes