Open de Australia 2020: Análisis de la final Thiem vs Djokovic

Dominic Thiem y Novak Djokovic pelearán por conquistar el primer título de Grand Slam de la temporada en un partido vibrante y de intensidad.

Dominic Thiem y Novak Djokovic
Dominic Thiem y Novak Djokovic

Llegó el momento que todo el mundo esperaba. El día en el que cada aficionado espera poder ver quién será el primer tenista en ganar el primer Grand Slam de la temporada. Dos hombres, Novak Djokovic y Dominic Thiem. Una pista, la Rod Laver Arena, y un trofeo, el Open de Australia 2020. Con estos ingredientes, el domingo forma una cita ineludible para el mundo del tenis y todos sus actores. De ella pueden salir dos conclusiones, a cada cual más poderosa: Novak Djokovic tiene la opción de acercarse aún más de Rafael Nadal y Roger Federer por ser quien más grandes ha levantado y la segunda, la que puede corresponderle a Dominic Thiem: el primer ganador de Grand Slam nacido en los 90 y romper la hegemonía del denominado big three. La película ya de por sí, se vende sola. ¿No creéis?

De entrada, una cuestión rodea y queda impregnada para toda la final, una que seguramente condicionará muchos de los tramos que se vayan desarrollando, sobre todo en el primer punto de break y/o el primer punto de set. La diferencia tan vasta de experiencia y competitividad que ambos acumulan en sus depósitos. De un lado, tenemos a un jugador que es leyenda viva de este deporte, que está en su torneo fetiche y donde tiene en una mano poder volver al número uno del mundo. Por el otro, un jugador que está realizando los mejores meses de su carrera deportiva y que pinta a jugador grande manejando momentos comprometidos pero que nunca se ha visto ante una situación ni remotamente parecida, y es que Thiem jugará su primera final de Grand Slam en pista dura, ya que recordemos que el austríaco sí ha jugado dos finales de Roland Garros.

El camino de Dominic Thiem en este Open de Australia ha sido muy dificultoso en algunos partidos y muy placenteros en otros. En primera ronda consiguió deshacerse sin problemas del francés Adrian Mannarino al cual derrotó en tres contundentes sets. La segunda ronda fue de las más sufridas para el austríaco, donde tuvo que llegar al quinto set para deshacerse de un complicado Alex Bolt, que con el apoyo de todos los aficionados australianos a punto estuvo de dar la gran sorpresa del torneo. Ya con el ritmo de competición tan alto, Thiem consiguió deshacerse en tercera y cuarta ronda de jugadores de segunda línea como son Taylor Fritz y Gael Monfils. A partir de ahí todo cambió para Thiem, y es que desde ahí su tenis ha sido infranqueable derrotando en dos grandísimos partidos a Rafael Nadal y Alexander Zverev, demostrando que tiene tenis de sobra para vencer a los mejores jugadores del mundo, y que ya no es el tenista al que todo el mundo apodaba “jugador de tierra batida”, ya que sabe lo que es ganar y jugar finales en todas las superficies posibles.

Por otra parte, tenemos a Novak Djokovic. Lo del tenista nacido en Belgrado es realmente tremendo. Cada vez que pone los pies en Australia es prácticamente para ganar. Es cierto que venía con la etiqueta de gran favorito antes de comenzar el torneo, pero a lo largo de sus partidos ha demostrado el por qué de este papel. Tan solo se ha dejado un set durante el torneo, el de primera ronda ante Jan-Lennard Struff. Luego, ha conseguido vencer en tres sets a Tatsuma Ito, Yoshihito Nishioka, Diego Schwartzman, Milos Raonic y Roger Federer, dando muestras de un tenis inconmensurable y dejando claro que jugando a este nivel, ningún tenista del circuito puede hacerle frente.

¿Qué partido podremos ver sobre la Rod Laver Arena? Los largos peloteos a buen seguro aparecerán, ya que son dos tenistas con un estilo de juego muy similar, basado en la tremenda pegada que poseen desde el fondo de pista. El acierto y el porcentaje con el primer servicio se antoja como una pieza clave para que el otro no penalice y machaque desde el resto, ya que son dos tenistas que se desenvuelve a las mil maravillas al resto. Djokovic nos está acostumbrando a aparecer mucho por la red en este Open de Australia, mientras que Thiem anda algo más corto de alternativas en su plan de juego, aunque si hay un tenista que está en una línea regular en estas últimas semanas esa ha sido el bueno de Dominic, que tiene claro que si algún set se resuelve en el tie-break, tiene muchas opciones de ganarlo, ya que ha conseguido ganar los cuatro últimos jugados.

Ambos tenistas se han medido en un total de diez ocasiones, con un balance de seis victorias y cuatro derrotas a favor de Novak Djokovic, aunque bien es cierto que en sus dos últimos partidos, Thiem ha conseguido salir como vencedor (Roland Garros 2019 y la Nitto ATP Finals 2019). ¿No hay dos sin tres? ¿Dará Thiem la sorpresa? ¿Sumará Djokovic un nuevo Grand Slam?

¿Cómo lo véis? ¿Quién es para vosotros el gran favorito para levantar el título en Melbourne Park?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes