Andorra tiene una nueva heroína

Victoria Jiménez conquista Melbourne con 14 años y trae la gloria a un micro-estado de tan solo 76.000 habitantes. “Es una locura pensar que soy la campeona”.

Victoria Jiménez, la reina de Melbourne. Fuente: Getty
Victoria Jiménez, la reina de Melbourne. Fuente: Getty

Pisando su primer cuadro final de Grand Slam y siendo la más joven de las 64 participantes, ni con una bola de cristal hubiéramos podido presagiar que una niña de 14 años terminaría imponiéndose en la final femenina individual del Open de Australia Junior. Pero el tenis siempre nos regala sorpresas así, como la de Victoria Jiménez Kasintseva. La tenista andorrana, a quien veíamos conquistar hace menos de un año el torneo sub16 del Mutua Madrid Open, ha multiplicado sus prestaciones hasta convertirla en este tipo de diamante con un brillo diferente al resto. Un potencial todavía por descubrir que, de momento, ya le ha servido para hace historia en Melbourne.

Y es que la historia no había conocido nunca a un tenista andorrano, hombre o mujer, que fuera capaz de capturar un título de Grand Slam, independientemente de la categoría. “Ha sido un torneo muy duro, en realidad nunca pensé que fuera a ganar”, confesó minutos después de llevarse la final. “Supongo que peleé mucho para conseguirlo. Estuve a punto de perder varios encuentros, pero seguí luchando. Tengo una personalidad muy fuerte, algo que es bueno y malo a partes iguales, es un poder que llevo dentro. Así es como logré hacer esos tiros y ganar la final. Ahora mismo es una locura pensar que soy la campeona, es increíble, estoy muy feliz por haber llegado hasta aquí”.

Esa sufrimiento que supo gestionar para batir en la final a Weronika Baszak es el mismo que ya tuvo en rondas anteriores para darle la vuelta a marcadores adversos. Una mentalidad de hierro que destaca Jordi Arrese, su segundo entrenador desde el pasado mes de septiembre, en conversaciones con Punto de Break. “Tiene una cabeza muy buena, es muy luchadora, muy aguerrida en la pista, eso le hará ganar muchos partidos”, subraya el medallista olímpico de Barcelona 1992.

Este sábado, sin embargo, no tuvo un inicio fácil. “Empecé un poco nerviosa el partido. Quiero decir, estaba jugando en la Rod Laver Arena, había mucha gente mirado, me sentí un poco nerviosa”, recuerda Victoria haciendo refrencia a esas dos dobles faltas que cometió en los dos primeros puntos del encuentro. “Luego ya me tranquilicé y comencé a desplegar mi tenis. Encontré la manera de jugar un poco mejor que ella, supongo que así es como obtuve el segundo set. Luego en el tercero logré jugar igual de bien que en el segundo. Al final, el primer set lo pierdo porque empiezo muy nerviosa el encuentro”, argumenta la andorrana.

Vicky, entrenada por su padre Joan Jiménez, explicó en la rueda de prensa posterior la influencia que tuvo su familia en su momento para que apostara por el tenis como modo de vida. “Cogí por primera vez una raqueta cuando tenía tres años, pero no fue hasta los seis años cuando comencé a jugar con mi papá. Él tenía una pequeña academia, en realidad una bastante grande. Allí fue donde empecé junto a otros niños. Hace dos años, cuando me mudé de Andorra a Barcelona, comencé a practicar profesionalmente. Actualmente todavía vivo entre estos dos lugares, pero fue en esa etapa en la que empecé a entrenar a este nivel”, señala la campeona, una políglota que además del tenis también controla con fluidez cinco idiomas: español, francés, catalán, inglés y ruso.

¿Y ahora qué? Está claro que habrá tiempo de celebrar este gran torneo, pero con 14 años el aprendizaje no para. “Ahora voy a hacer una segunda pretemporada, un mes para cambiar cosas y ponerle mucho foco a la preparación física”, responde Victoria, quien volverá a Barcelona para trabajar duro junto a su padre y Jordi Arrese en aspectos indispensables como el saque y la volea. “Obviamente, es momento de mejorar algunos de mis tiros, luego ya jugaré mi siguiente torneo en marzo, un 15K en Francia. Trato de ir paso a paso, este año todavía me quedarían tres Grand Slams más por disputar, ya veremos. Quiero ir poco a poco, sin prisas, torneo a torneo”.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes