Open de Australia 2020: Análisis de la final Muguruza-Kenin

Analizamos a Garbiñe Muguruza y Sofia Kenin de cara a la final del Open de Australia. Lucha de poderes por conquistar la línea de fondo y dictar los puntos.

Open de Australia 2020: Análisis de la final Muguruza-Kenin
Open de Australia 2020: Análisis de la final Muguruza-Kenin

Probablemente, si hubiéramos preguntado a muchos antes del Open de Australia cuál habría sido la final femenina, absolutamente nadie hubiera adivinado que Garbiñe Muguruza y Sofia Kenin se encontrarían este sábado 1 de febrero en la disputa por el primer Grand Slam de la temporada. Sí que alguno habría confiado en la hispanovenezolana, a pesar de no venir en su mejor momento, pero la gran sorpresa de este torneo ha sido sin duda la estadounidense, que con solo 21 años se planta en su primera final de un Slam, casi sin hacer ruido.

Mirando el perfil de ambas tenistas, Muguruza sería la clara favorita pero cometeríamos un error si pensáramos que le ex-número 1 del mundo y doble ganadora de Grand Slam lo tiene todo hecho ya que Kenin es un talento asombroso que ha crecido a la sombra de otras tenistas de su generación y país y quizá eso le haya hecho recibir menos atención de lo que se merece. Hay que tener en cuenta que la chica de origen ruso (nació en Moscú) solo ha perdido un set en todo el torneo, ante Cori Gauff. Se cargó a Ashleigh Barty, actual número 1, en set corridos.

Desde muy pequeña, Kenin llamó la atención por su gran coordinación y la forma en la que golpea desde la línea de fondo. Ya de adulta, destaca por su rapidez a la hora de golpear y anticiparse a las jugadas. Es capaz de generar golpes muy potentes desde cualquier posición de la pista y no se arruga ante las bolas que le llegan desde el otro lado de la red. Si le dejas entrar medio metro con bolas cortas, te mata. Suele tomar la pelota muy pronto y tanto de derecha como de revés tiene un gran nivel. Quizá incluso su revés sea un puntito mejor que su derecha.

Kenin recibió el año pasado el premio a la jugadora que más había progresado y quiere seguir los pasos de Naomi Osaka y Bianca Andreescu, que con 19-20-21 años, han logrado levantar un Grand Slam en los últimos años en su debut en una final de un grande ante tenistas con más experiencia que ella.

Muguruza basa su juego en llevar la iniciativa, golpear siempre muy bien plantada sobre la pista y siendo tremendamente agresiva. No duda en acercarse a la red y aprovechar su envergadura para meter miedo a sus rivales. En este Open de Australia está siendo clave lo bien que está atacando la red, algo por donde decantó a su favor el partido de semifinales ante Halep ya que se llevó 20 de las 30 subidas que tuvo a la red.

Por tanto, la hispanovenezolana querrá ser ella la que dicte en los puntos pero eso chocará de frente con el estilo de juego de Sofia, a la que también le gusta jugar desde el fondo mandando con sus golpes. Probablemente sea Muguruza la que se imponga un poco más debido a la potencia que tiene en su tenis. Aún así, será un bonito duelo donde las dos querrán ser agresivas y la que intente mover más a la otra. Garbiñe deberá tener cuidado con el revés cruzado de la estadounidense, que está funcionando más que bien en este torneo.

Kenin y Muguruza se han visto ya las caras en una ocasión en el circuito. Fue hace poco tiempo, en el torneo de Beijing, donde la estadounidense derrotó en tres mangas a la doble campeona de Grand Slam. Pero aquella Garbiñe era otra jugadora muy distinta a la de ahora, sumergida en un mar de dudas y sin encontrarse a gusto con su juego. De la mano de Conchita, Muguruza ha vuelto a ser esa guerrera con hambre en la mirada, creyendo que puede lograr cualquier cosa. Aún así, aquella derrota en China le debe mantener en alerta ante lo que puede hacer Kenin porque como decimos, la chica de 21 años no tiene nada que perder y eso es lo que le hace especialmente peligrosa ya que no tendrá nada de presión.

Garbiñe busca ser la primera española en levantar el título en Melbourne lo que le dejaría con solo el US Open para completar el Grand Slam y ganar en los cuatro torneos. Un motivo más para salir y darlo todo y es que este sábado puede ser un gran día para el tenis español femenino.

¿Cómo veis la final? ¿A quién consideráis con más opciones de victoria?

Comentarios recientes