Djokovic no baja el ritmo y ya está en cuartos de final

Magnífico partido del serbio que volvió a dejar otra gran actuación en este Open de Australia para superar en tres mangas a Schwartzman.

Novak Djokovic no baja el ritmo y ya está en cuartos de final. Foto: Getty
Novak Djokovic no baja el ritmo y ya está en cuartos de final. Foto: Getty

Uno mira el resultado y puede llegar a creer que Novak Djokovic lo tuvo muy fácil ante Diego Schwartzman pero no fue así. El argentino le puso las cosas bastante complicadas a Nole, que necesitó de su mejor tenis para superar al Peque. Ante otro rival, quizá el resultado habría sido muy distinto pero este Djokovic llega a la segunda semana del Open de Australia totalmente lanzado y con un gran nivel de juego. 6-3 6-4 6-4 fue el resultado final para Nole, en dos horas y cinco minutos de encuentro.

Uno ve a Nole y al Peque pelotear en los rallies y "eléctrico" es la palabra que se le viene uno a la cabeza. La velocidad de pelota de ambos es absolutamente fascinante y corrían de lado a lado de la pista como si les fuera la vida en ello. La propuesta de juego del argentino no hacía incomodar demasiado a Djokovic en principio, aunque vimos cierta igualdad en los primeros juegos, conforme fueron avanzando los minutos, el serbio fue tomando temperatura y encontrándose cada vez mejor hasta el punto que Diego empezó a sentirse un poco impotente al no ver la forma de hacerle daño a su rival.

El partido se rompió a partir del octavo juego, donde el de Belgrado aumentó su nivel y desequilibró la balanza a su favor. Además de estar muy serio al saque, no dando opciones al argentino, en los rallies encontró la forma de mover de un lado a otro a un Schwartzman que se defendía como podía intentando recuperar pista pero casi sin darse cuenta, se vio set abajo y con dos breaks en contra en el segundo set. Es lo que tiene alguien como Djokovic, que cuando se pone en modo killer es capaz de irse en el marcador en un abrir y cerrar de ojos.

Siempre destacamos del serbio su revés, que suele funcionar de forma casi perfecta pero fue su derecha hoy la que fluía entre suave y letal al mismo tiempo. Se relajó Djokovic en este punto y dejó entrar al argentino en un punto que tenía totalmente ganado en la red, permitiendo que metiera primero un passing tremendo y luego una bola maravillosa en la red. Eso animó a Schwartzman, que desplegó su mejor tenis hasta el momento en el encuentro para recuperar uno de los breaks con un juego brutal, dando vidilla al partido.

A estas alturas de encuentro vimos el mejor tenis por parte de los dos. En cada juego nos dejaban varios golpes que levantaban el asombro del público presente en la Rod Laver Arena. Si Djokovic quería calibrar su nivel de cara a las siguientes rondas, las más importantes, tuvo el mejor examen en Diego, que le exigió muchísimo y aunque el marcador podría hacer parecer que estaba ganando fácil, el serbio tuvo que sacar sus mejores golpes de la chistera.

Mantuvo la distancia el serbio en este final de segundo set y luego, continuó rayando a un gran nivel hasta romperle el saque a Schwartzman para caminar directo hacia la victoria en un partido donde demostró que Nole llega lanzado a las rondas finales del cuadro y en un gran estado de forma. Quien quiera batirle, desde luego, no lo va a tener nada sencillo porque es muy complicado encontrar puntos débiles en su tenis.

Djokovic se medirá en cuartos de final a Milos Raonic, el gran tapado del cuadro. El canadiense se ha plantado en esta ronda sin ceder ningún set y sin que nadie haya sido capaz de romperle el saque, conectando 82 aces en las cuatro rondas previas. Será un ejercicio magnífico para Nole a la hora de testear su resto, uno de los mejores del mundo. Por lo visto en lo que llevamos de torneo, Djokovic parece estar bastante fino y sigue avanzando mientras convence con su juego y muestra a sus rivales que quiere seguir haciendo historia en este torneo.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes