Barty: “Llego a este partido con más experiencia que el año pasado”

Un año después, la australiana volverá a cruzarse con Petra Kvitova en los cuartos de final del Open de Australia. “Espero una gran batalla contra ella”.

Sabemos lo difícil que es jugar en casa y lo complicado que es afrontar un Grand Slam siendo la número 1 del mundo, pero también sabemos que Ashleigh Barty está hecha de una pasta diferente al resto. La tenista de Ipswich ha defendido ya los cuartos de final cosechados hace un año en el Open de Australia, ronda en la que volverá a cruzarse con Petra Kvitova, la mujer que cortó su camino en 2019. ¿Qué pasará esta vez? La australiana comentó sus sensaciones sobre el partido después de solventar una cuarta ronda que casi se le complica.

Riske, una rival peligrosa. “Alison no solo es una oponente muy dura para mí, es una oponente muy dura para todas las chicas de la gira. Ella tiene la capacidad de adaptar siempre su juego, de incomodar al oponente. Creo que también un buen cerebro para el tenis, para resolver problemas. Las dos veces que jugué ante ella fueron partidos difíciles, me puso en el sitio correcto, llegaba desde una posición de favorita pero no pude cumplirla. Esta noche fue clave arrancar bien, estaba suelta y presioné bien. Estoy orgullosa por la forma en que pude recuperar el nivel en la tercera manga, recuperando mis patrones a poner en práctica”.

El viento, protagonista. “Las condiciones fueron complicadas, de principio a fin fueron muy cambiantes. La brisa siempre es distinta al nivel de la cancha que la que se siente en las gradas, aunque también es cierto que esta noche fue más fuerte que los otros días. Se trataba de adaptarme y tratar de resolverlo lo mejor posible. Era muy importante aguantar en la pelea, luchar por cada punto desde el fondo, contra el viento, aprovecharlo al máximo cuando estaba jugando contra él”.

Otra vez Kvitova en su camino. “Llego a este partido con más experiencia que el año pasado, he jugado algunas veces más ante Petra. Tácticamente, las últimas veces que nos enfrentamos a ella, mi equipo y yo decidimos apostar por un pequeño cambio, un pequeño ajuste. Nunca es un partido fácil, creo que tal vez nos hemos ido siempre a tres sets excepto en una ocasión. Estoy esperando una nueva batalla contra una oponente de máxima calidad”.

El Open de Australia y sus peculiaridades. “Para mí es un torneo diferente, aunque cada año las condiciones pueden cambiar drásticamente. En ocasiones resulta realmente cálido, pero eso puede cambiar de repente, o cambiar las bolas, la forma en la que afrontas los partidos. Podría hacer frío, llover, techos cerrados, todas esas variables forman parte del tablero. Año tras año, el objetivo es ser coherente en cada partido, estar presente en todos ellos, no pensar en lo que sucedió otras temporadas o en lo que vendrá. Hacer lo mejor que puedas cada día. Todos somos humanos, es imposible estar al 100% cada jornada, no podemos ganar siempre. Lo único que puedes intentar es dar lo mejor de ti, independientemente de que estés jugando en Australia o en cualquier otro lugar del mundo”.

Comentarios recientes