Wozniacki: "Luché como si mi vida fuera en ello, no quería irme"

Emocionantes y profundas palabras en rueda de prensa de la danesa que ha puesto punto y final a su carrera tenística tras 15 años en el circuito WTA.

Muy emocional el final de la carrera de Caroline Wozniacki. Foto: Getty
Muy emocional el final de la carrera de Caroline Wozniacki. Foto: Getty

Ya está. Todo acabó para Caroline Wozniacki. La danesa ha colgado la raqueta en el Open de Australia como anunció que haría antes del torneo. Su derrota ante la tunecina Ons Jabeur en la tercera ronda del evento ha sido su último partido como profesional. Atrás quedan enormes logros para esta tremendamente combativa jugadora de Odense que ha reflejado en rueda de prensa lo sentimental del choque, sus ganas por haber continuado en el torneo y los sueños que ha cumplido en el circuito. Todo ello tras una más que emotiva despedida en la Melbourne Arena donde el público le cantó el 'Sweet Caroline' mientras ella daba la vuelta al estadio con su familia.

Luchar hasta el final por seguir un día más en el tenis. "Siempre he sido una persona que aunque estuviera claramente por debajo en el marcador, siempre creía que podía darle la vuelta y acabar ganando. Realmente no me importaba demasiado el marcador final, lo que acabara ocurriendo. Pero uno un par de veces durante el partido que pensé, 'no quiero que este sea mi último partido. Quería seguir ahí luchando. Luché como si mi vida dependiera de ello. Así de sencillo. Lo di todo. Creo que lo de hoy ha sido un fiel reflejo de mi carrera. De aquello por lo que se me conoce.

Ha sido muy emocionante todo, muchas emociones al mismo tiempo. Pero me siento feliz, muy feliz. No han sido lágrimas de tristeza si no de alegría. Ha significado mucho tener a la familia ahí conmigo".

Lo que ha dejado al tenis, lo que ha conseguido en su carrera. "He aprendido mucho durante todos estos años. No sería la misma persona que soy ahora si no hubiera pasado por todas estas experiencias. Lo más importante que he aprendido es que no importa de qué color sea tu piel, de dónde vengas, si eres alto o bajo, grande o pequeño. Si tienes un sueño y vas a por él y trabajas duro, todo es posible de conseguir.

Yo tuve un sueño cuando era pequeña. Quería ganar un Grand Slam. Quería ser número uno del mundo. La gente pensaba que estaba loca por venir de un país tan pequeño. Pero hice todo esto realidad. Trabajé muy duro todos los días para conseguirlo. Me siento muy, muy orgullosa de esto".

Firme decisión de colgar la raqueta. "Cualquier tenista profesional sabe lo difícil que es llegar ahí arriba y lo difícil que es mantenerse. Me miraba a mí misma y me decía: 'Estoy lista'. Siempre a todos nos llega un momento en el que pensamos que nos ha llegado el momento, que estamos listos para el siguiente capítulo de nuestras vidas. Listos para hacer otra cosa, para no tener un calendario y no tener que buscar el límite de uno mismo cada día.

No creo que sea un adiós para siempre. Seguro que me veréis por los torneos más adelante, no en la pista pero sí en otra posición. Tengo muchas ganas por ver lo que me espera ahora. Muchas cosas están por venir, cosas en las que ni siquiera he podido pensar hasta ahora".

Su legado para el tenis. "Quiero que la gente piense en mí como una gran trabajadora. Alguien que lo dio todo cada día. Espero servir de inspiración a la gente que viene de pequeños países que puede que no hayan tenido nunca a un número uno o a un campeón de Grand Slam. Espero haber dejado algo de felicidad en los vestuarios. Es un ambiente realmente duro y complicado. Se trata de un deporte individual. Todo el mundo quiere ser la mejor. Espero haber dejado momentos divertidos y de relajación en el vestuario con las charlas y ratos entretenidos que hemos pasado".

Lo que más echará de menos. "Sobre todo la competitividad. Ganar un partido muy apretado, en el que voy 5-1 abajo, remontar y acabar ganado. Esa adrenalina que generas creo que será imposible de poder emular fuera de las pistas.

Me encanta Melbourne. Este lugar estará siempre en mi corazón. Gané un Grand Slam aquí, tengo maravillosos fans también aquí. He tenido que pasar por días de mucho calor, mucho viento y también frío. Estoy muy feliz de poder haber terminado mi carrera en este lugar. Espero que no sea la última vez que me veáis aquí, ojalá pueda volver.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes