Millman: "Enfrentarse a Federer es el test más duro que hay en el tenis"

El 'aussie' busca repetir en casa la gesta de batir al suizo en Slam como hiciera en el US Open. Le gustaría jugar en una pista más caliente que la Rod Laver.

El australiano cierra el puño durante su choque ante Hurkacz. Foto: Getty
El australiano cierra el puño durante su choque ante Hurkacz. Foto: Getty

El morbo está más que servido en el choque de tercera ronda del Abierto de Australia que medirá al hexacampeón del torneo Roger Federer con el tenista local John Millman. A pesar de que el suizo ya se vengó del 'aussie' en Halle el año pasado, no lo ha hecho aún en Grand Slam, donde Millman se tornó en su verdugo en una aciaga noche neoyorquina allá por 2018. El de Brisbane llega con mucha confianza a su duelo ante Federer sabedor de que dificilmente tendrá un choque como el vivido en Nueva York. Conoce eso sí sus armas, busca el calor del público y espera poder plantar verdadera batalla al tercer cabeza de serie del cuadro.

"No recuerdo nada remotamente parecido. Fue una combinación de muchas cosas lo de aquel partido que salieron mal aquella noche. Mi rival estaba muy bien y yo lo intenté todo pero ese día no era para mí. Una derrota muy dura que sin embargo olvidé rápido", recordaba Roger Federer en sala de prensa tras ser preguntado por el duelo en tercera ronda ante John Millman. El oceánico apeaba a Federer en los octavos del US Open 2018 por un marcador de 3-6, 7-5, 7-6(7) y 7-6(3) en una noche de mucho calor y humedad, unas condiciones que se le atragantaron al helvético ante un Millman en estado de gracia. Caprichos del destino, vuelven a cruzar sus caminos en la tercera ronda del Australian Open. El 'aussie' ha recordado también la famosa victoria ante el suizo hace año y medio.

"Jugué un enorme tenis. Él sin embargo no jugó a su mejor nivel", reconocía en rueda de prensa Millman tras derrotar en tres mangas a Hubert Hurkacz. "Me las arreglé para conseguir algo que poca gente pensaba que sería capaz de lograr. Fue una experiencia increíble. Sé que ahora todo esto no contará demasiado. Enfrentarse a Roger Federer es posiblemente el test más duro que haya en el tenis", admite Millman.

Todos los elementos que rodearán al encuentro puede que no sean tan distintos a los existentes en la Arthur Ashe de Nueva York. Millman ha hablado sobre esto: "Recuerdo que en Nueva York hacía mucho calor. No creo que vayamos a tener unas condiciones así en Melbourne. Espero sin embargo que las condiciones sean pesadas. Prefiero claramente este tipo de factor. No serán muy distintas de las de Nueva York, con esas noches tan húmedas. Soy realmente bueno en esas instancias", considera el tenista australiano que ya se midió a Federer en suelo 'aussie' en 2015 y le obligó a remontarle un set en contra en Brisbane.

¿Cómo tiene Millman pensado hacer frente a Federer en esta ocasión? El de Brisbane lo desvela. "Intentaré hacer el partido lo más físico posible. Sé cómo tengo que jugar", avisa John. "Tengo que tratar de jugar largo y con calidad todo el tiempo porque sabemos de sobra que Federer hace perfectamente las transiciones y se monta sobre la bola con cualquier pelota corta. Se mueve muy rápido desde atrás hacia adelante. Debo mantener un alto nivel de peloteos para evitar esto", deja claro el 'aussie'.

Millman también ha expresado sus intenciones de que el partido se juegue en otra pista que no sea la Rod Laver Arena. Ha pedido él mismo a la organización que se pueda trasladar a la Melbourne Arena, donde hay más ambiente. "Lo he pedido en serio, aunque no creo que Craig (Tiley, el director del torneo), me tome muy a pecho. No estoy seguro de que conozca las otras pistas, sí que habrá peloteado seguro. Me encanta un público que haga oir. La gente me conoce y me motivo mucho con este ambiente. Empatizo mucho con el público australiano. Todo es más sobrio en la Laver pero es igualmente una fantástica pista en la que jugar", admite Millman.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes