Garbiñe emerge con fuerza cuando estaba al borde del abismo

Garbiñe Muguruza llegaba con dudas a este Open de Australia 2020, más por su condición física al estar atravesando un proceso febril, que por su rendimiento en pista. La española parece con energías renovadas bajo el mando de Conchita Martínez y tiró de coraje e intangibles de campeona para salir indemne de una primera ronda trampa. Shelby Rogers llegaba de la fase previa con mucho ritmo y su estilo de juego directo martirizó a la española en el primer set, totalmente carente de energía. Sin embargo, subió la intensidad sobremanera y terminó exhibiéndose para ganar por 0-6 6-1 6-0. Su siguiente rival será Alja Tomljanovic.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes