Federer, directo a segunda ronda

El número 3 del mundo despacha con comodidad a Johnson -sin bolas de break en contra, siete juegos concedidos- para completar un debut más que satisfactorio.

Roger Federer. Foto: Getty
Roger Federer. Foto: Getty

La segunda ronda del Open de Australia contará con Roger Federer. En un partido que tuvo que jugarse bajo techo a los cinoc juegos de comenzarse, el suizo no dio mayor opción a un Steve Johnson que siempre ha encontrado mucha dificultad para sostener la variedad de recursos ofensivos cuando el suizo busca partidos rápidos y ausenci de ritmo desde el fondo. El número 3 del mundo doblegó a su oponente en dos horas de partido, con un marcador de 6-3 6-2 y 6-2.

Tendente a errar sobremanera cuando le atacan anticipándose a los golpes, Johnson fue a remolque desde el primer momento, con break en contra en su primeria oportunidad al servicio. No tenía mucho margen para salirse del guion ante un Roger pendiente de cerrar las jugadas cuanto antes mejor, y es ahí, en el cruce de manos y no de piernas donde la diferencia es todavía mayor. La defensa del norteamericano adoleció de resistencia, y cedió el dominio y la claridad al helvético, que vio el encuentro de cara desde los priemros compases, los que a priori se aparecen como los más oxidados.

Federer no encaró bolas de break

Conseguida la ventaja, Federer tomó el pulso al choque, conociedo muy bien las debilidades de su rival, renqueante defendiendo cambios de ritmo y dirección, llegando tarde a las aperturas del suizo, dejando siempre la pista muy desguarnecida y sin poder poner en pista la pelota tres o cuatro veces seguidas. Federer comenzó además a encontrar feeling con su primer saque para sumar saques directos de juego en juego y a conectar también algunos reveses y restos ganadores que condimentaron su confianza sin mayor sobresalto.

Los números no engañaron, poniendo sobre la mesa Roger un 78% de primeros saques, baremos más que positivo en su rendimiento, un 82% de puntos con primer servicio, y ni una sola bola debreak en contra. Además, conectó casi 40 golpes ganadores y solo 18 'unforceds', lo que evidenció la soltura que tuvo para irse al ataque y no vers sorprendido por el contragolpe de su rival. El suizo se enfrentará ahora al ganador del duelo entre el rancés Quentin Halys y el serbio Filip Krajinovic.

Comentarios recientes