Djokovic avanza dejándose un set en el camino

El serbio se dejó un set en el camino ante un Struff muy inspirado por momentos, pero terminó con buenas sensaciones en el cuarto parcial.

Novak Djokovic gana a Jan-Lennard Struff en Open Australia 2020. Foto: gettyimages
Novak Djokovic gana a Jan-Lennard Struff en Open Australia 2020. Foto: gettyimages

No hay primera ronda sencilla, señala el tópico, y Novak Djokovic ha podido comprobarlo en sus propias carnes en el Open de Australia 2020. Enfrentarse a un jugador notable como es Jan-Lennard Struff, que en Grand Slams anteriores llegó a partir como cabeza de serie, no es el inicio soñado para un favorito que es consciente de la necesidad de ir adquiriendo ritmo competitivo poco a poco. En estos primeros compases de torneo, los mejores suelen dejar espacio a la relajación en algunos tramos, debido a una superioridad que les permite tomarse las cosas con calma e ir contemporizando esfuerzos físicos y mentales. Sin embargo, los despistes se pagan caro ante un rival más peligroso de lo habitual en estas rondas y el serbio se vio abocado a disputar un set más, lidiar con la frustración que eso genera y meter dos marchas más para evitar sustos. 7-6 (5) 6-2 2-6 6-1 fue el resultado final.

La presencia de Craig O´Shannesy en el palco del germano tenía cierto morbo y llevó en volandas a un Struff que pareció confiar en sus posibilidades en todo momento. Comenzó algo timorato en el inicio, jugando con bajo porcentaje de primeros saques y sin la confianza para jugar todo lo agresivo que sería recomendable. Djokovic camimaba plácido por la pista con ventaja de break en la primera manga, hasta que sufrió un despiste que metió en el partido totalmente a Jan-Lennard. Se sucedieron interesantes intercambios en los que el germano se exprimía y era capaz de adquirir la iniciativa, y todo se definió en pequeños detalles. Fue en un tiebreak donde Novak adquirió ventaja y supo frenar el ímpetu revolucionario de su rival.

Fue una manera de marcar territorio, de demostrar a Struff que no le bastaría con jugar muy bien. Después del susto, el balcánico se mostró firme y muy concentrado en el segundo parcial, donde tan solo dejó escapar cuatro puntos con su servicio y movió la mano con maestría para arrebatar la iniciativa a su contrincante. Se dejó ir el alemán al ver cómo una muralla inexpugnable se erigía al otro lado de la pista, pero retornó con energías renovadas y cuajó una tercera manga excepcional.

Djokovic se relajó sobremanera, entró en una espiral de errores y le fue imposible meterse de lleno ante la inspiración de su contrincante, que lo dio todo para cosechar un triunfo parcial. Todo volvió al orden natural en el cuarto set, donde el de Belgrado impuso su ley y despejó todas las dudas con enorme suficiencia. Novak Djokovic ya está en segunda ronda del Open Australia 2020 y ha conseguido adquirir ritmo y confianza ante un contrincante exigente. Su siguiente rival saldrá del duelo entre Ito y Gunneswaran, que no pudieron jugar esta jornada debido a la lluvia.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes