Predicciones para el Open de Australia 2020

La redacción de PdB se moja un día antes del comienzo del torneo sobre los posibles campeones, las sorpresas y las decepciones de cada cuadro.

Rod Laver Arena. Foto: Getty Images
Rod Laver Arena. Foto: Getty Images

No os vamos a mentir. Nos encanta hacer hipótesis, así que no quiero andarme mucho por las ramas y vamos a ir directos al grano. Seis redactores, dos cuadros y múltiples opciones para pronosticar el papel de ciertos jugadores en el próximo Open de Australia 2020. ¿Quiénes saldrán campeones? ¿Qué raquetas serán las grandes sorpresas? ¿Cuáles decepcionarán? Las plumas de Punto de Break hablan sabiendo el alto riesgo de quedar retratados dentro de quince días. ¿Quién hilará más fino? Adelantes con nuestras predicciones.

Jose Morón

ATP

Campeón: Creo que el sorteo se ha dispuesto de forma que Novak Djokovic sea el campeón del torneo. La única posibilidad donde el serbio sufriría sería en el hipotético caso de un camino plagado de baches y barreras pero creo que no sufrirá en exceso para llegar a semis y ahí, descansado, es favorito sobre todos.

Decepción: Tsitsipas va a sufrir en sus carnes lo que es la presión de defender un gran resultado en un Slam y lo hace con un cuadro de locos en sus primeras rondas. Junto a él, creo que Medvedev tampoco lo tiene fácil para salir adelante. Diría que entre ellos dos estará la decepción del torneo.

Sorpresa: Me la juego con Sinner. Le veo ganando un par de partidos y dando, por qué no, la sorpresa ante Shapovalov. Estos jovencitos sin demasiada presión pueden hacer auténticas maravilllas.

WTA

Campeona: Creo que es el turno de Belinda Bencic. La suiza no estuvo lejos de lograrlo en el pasado US Open y solo la frenó una arrolladora Andreescu. Hubiera dicho la canadiense, pero con su baja, pongo mis fichas sobre la casilla de la suiza, a la que mejor veo de las de segunda línea.

Decepción: Como siempre en la WTA, serán muchas top las que se quedarán fuera en las primeras rondas debido a la alta competitividad existente. Diría que Osaka tiene muchas papeletas para ser una de ellas, ya que no anda en buen momento y tiene un cuadro más que duro.

Sorpresa: Pues diré Coco Gauff, si es que puede considerarse sorpresa a estas alturas que este prodigio la líe pero es que veo que hace segunda semana en este torneo cargándose a Venus y Osaka por el camino.

Diego Jiménez

ATP

Campeón: Rafael Nadal. Un cuadro exigente y toques de atención en forma de derrotas como las que ha recibido en la ATP Cup, serán el mejor acicate para que el español eleve su nivel y logre una hazaña impresionante: ser el primer tenista de la historia de la Era Open en ganar todos los Grand Slams más de una vez. Ganar a Kyrgios o Khachanov le daría muchísima confianza de cara a la segunda semana, en la que su tenis volará libre.

Decepción: Andrey Rublev. El ruso está desplegando un excelso nivel estas semanas y muchos creen que su momento ha llegado, pero el desgaste físico y mental realizado le pasará factura. No le veo pasando de tercera ronda, donde podría verse las caras con Goffin.

Sorpresa: Reilly Opelka. Cuidadín porque la pista de Melbourne es muy rápida y este gigante estadounidense lleva tiempo avisando de su potencial. Si es capaz de ganar a un Fognini carente de confianza en la primera ronda, tiene un cuadro muy abierto hasta la segunda semana, siendo Pella y Berrettini sus potenciales rivales en tercera y cuarta ronda.

WTA

Campeona: Naomi Osaka. La japonesa no postergará más su retorno al mejor nivel. No creo que nadie pueda impedir que llegue a unos cuartos de final donde se mediría a Serena Williams. Ese partido marcará un antes y un después en la historia del tenis, confirmándose el relevo generacional.

Decepción: Petra Kvitova. Le falta chispa a la jugadora checa y el cuadro exigirá lo máximo desde el inicio. No veo nada descartable que su compatriota Siniakova dé la campanada en primera ronda, y si logra adquirir ritmo, octavos de final puede ser una frontera inabordable con Keys como potencial rival.

Sorpresa: Wozniacki. No suele esperarse mucho de una tenista que disputa su último torneo profesional, pero la danesa desplegará su mejor nivel sabiendo que este será su "último baile". Tiene un cuadro exigente que le hará ganar confianza al tener que enfrentarse a buenas pero abordables tenistas desde el principio.

Javier Altozano

ATP

Campeón: Novak Djokovic. Es su hábitat natural, llega sano y en forma, así como con la moral por las nubes tras adjudicarse la ATP Cup. Lo cierto es que no veo otra persona capaz de arrebatarle el título en este momento, quizás un inspirado Medvedev que vuelva a engancharse a la pista dura como en el verano norteamericano en 2019.

Decepción: Roger Federer. No es descartable una salida temprana si se cruza en su camino alguien con un perfil que sepa complicarle la vida. Llega al AO sin rodaje y eso, en esta ocasión y con las condiciones climatológicas que se avecinan, puede ser un handicap grave.

Sorpresa: Andrey Rublev. Pienso que puede hacer algo grande llegando a cuartos o semifinales. Está fresco y con hambre, aunque quizás rodado de más en las primeras semanas de la temporada. Veremos hasta dónde llega su ambición.

WTA

Campeona: Serena Williams. Es su momento, con el triunfo de Auckland debajo del brazo, más en forma y agresiva que nunca desde su vuelta. Los fantasmas del pasado pueden haber quedado atrás y Australia se le da particularmente bien. Veremos si no hace historia aquí y se lanza a por más GS a lo largo del año.

Decepción: Naomi Osaka. Todavía la veo inconsistente como para una cita de dos semanas. Es mucho tiempo, muchas incógnitas a superar y muchas adversidades que pueden surgir. Aunque también tengo claro que más pronto que tarde recuperará el Nº1 y volverá a ganar un Grand Slam.

Sorpresa: Relativa, pero Karolina Pliskova está en un momento especial para los tenistas. Tras romper con el anterior entrenador, en ocasiones las jugadoras entran en fase luna de miel con el nuevo equipo y consiguen cotas no alcanzadas previamente. Ya sabe lo que es triunfar esta temporada y puede dar la gran campanada y abandonar el grupo que comparte con Jankovic y Safina.

Fernando Murciego

ATP

Campeón: Llegó el 2020 y con él, el año del cambio. Creo que Daniil Medvedev, pese a que no muestre siempre el mayor de los respetos en pista, sí es ahora mismo el que más preparado está para comer en la mesa del Big3. Ya avisó en Nueva York, así que ahora es momento de confirmar que este chico ya forma parte del presente. Tiene por su lado del cuadro a Nadal, con quien se toparía en semifinales. No será fácil, pero veo al ruso dando la campanada.

Decepción: Pese a la gran evolución que tuvo en 2019 en pistas rápidas, me sigue costando mucho ver a Dominic Thiem brillando fuera de la tierra batida. ¡Y eso que ya lo hemos visto varias veces! Creo que de los top10 será el que peor rendimiento tenga en el cuadro. Diría también a Alexander Zverev, aunque estoy seguro que alguno de mis compañeros se quedará con el alemán en este punto.

Sorpresa: No pudo terminar el año de la mejor manera debido a las lesiones, pero entiendo que Felix Auger-Aliassime está ya listo para dar el siguiente paso: liarla en un Grand Slam. A las puertas de un top20 que ya pisó en 2019, el canadiense viaja por un cuadrante donde Thiem, Fritz y Monfils serían sus grandes rivales hasta llegar a cuartos de final. Pisar esa ronda ya estaría acorde con la calidad que ostenta.

WTA

Campeona: Por ranking y por cuadro, Ashleigh Barty tiene ante sí un Open de Australia más asequible a nivel tenístico que mental. Ni una sola piedra dura hasta los cuartos de final, escenario donde le esperarían Keys o Kvitova, dos jugadoras poco fiables en estos torneos. Veo a la australiana confirmando su liderazgo en el circuito y poniendo fin a una maldición que dura más de 40 años sin una campeona local en Melbourne.

Decepción: Karolina Pliskova. Ella misma lo dijo en una entrevista hace unos días, confesando que no ganar un título en las semanas previas a un Grand Slam podía llegar a ser contraproducente. De momento la checa capturó el trofeo en Brisbane, un logro que no le servirá de mucho en Melbourne. Voto porque la presión interna le vuelva a pasar factura y se quede a las puertas de la segunda semana de acción.

Sorpresa: Todos nos quedamos con la duda de cómo sería el futuro de Danielle Collins después de ser diagnosticada con artritis reumatoide hace tres meses. Por suerte, su arranque de temporada 2020 nos ha despejado rápidamente la duda. Será complicado verla de nuevo en semifinales, resultado que firmó el curso pasado, aunque quizá esté preparada para dar incluso un paso más.

Alejandro Arroyo

ATP

Campeón: Novak Djokovic. Con el ‘Big3’ sucede lo de siempre. Creo que son más vulnerables en las primeras rondas que a partir de cuartos de final. Si los tres llegan a semifinales, creo que Novak Djokovic tiene una ventaja táctica y mental con Roger y Rafa. Creo que al ser un grande estará al 100% de concentración en los primeros días para no pecar de conservador y después, si se ve con estos, poder marcar esa diferencia. Para mí es el claro favorito, además de ser siete veces campeón.

Decepción: Daniil Medvedev. Creo que le queda todavía alguna etapa para hacer consistente su juego y creíble sus candidaturas. Visto el cuadro no tendrá un perfil claramente amenazante, aunque por ahí aparece Wawrinka en unos hipotéticos octavos de final o un incomodo Tsonga en una posible tercera ronda. No obstante, creo que esto va a depender de él, de sus sensaciones y de cómo vaya creciendo, y creo que todavía le falta algo de fiabilidad a su juego. Es muy posible que me equivoque y logre avanzar con certezas, peor apuesto a que le costará y caerá antes de tiempo.

Sorpresa: Andrey Rublev. Hablamos de uno de los 7-8 jugadores más en forma del mundo en los últimos meses. Y además su esencia como jugador es especialmente incómodo… para cualquier jugador del cuadro. Nadie puede sentirse cómodo con el ruso metiéndose dentro de la pista o jugando al contragolpe. Rublev es un jugador de ritmo muy alto, que te quita la iniciativa en un chasquido. Y está en trance. Mi única duda es que llegue cargado de partidos, pero parece que se ha preparado físicamente para eso y llega pletórico de confianza.

WTA

Campeona: Ashleigh Barty. Es la jugadora que mejor sensación me transmite a la hora de salir de apuros, más allá de Serena, que lo hace por determinación e intimidación ante quien pueda estar cerca de ganarla y sentir esa voraz presión, sobre todo porque Ashleigh piensa sobre la marcha y saca recursos del zurrón que lo hacen muy versátil e imprevisible. No hay muchas jugadoras que sepan responder a un cambio de guion táctico. Por eso, y tras haber ganado ya un grande, me quedo con ella. Y porque juega de maravilla.

Decepción: Elina Svitolina. Sí, viene de haber roto la barrera de los cuartos pero me sigue dejando muy fría como jugadora. Es bastante completa entre el ataque y la defensa, pero nada definitivo hay en su juego o en su mente, en mi opinión. Y sobre todo, porque podría cruzarse con quien es mi favorita como sorpresa.

Sorpresa: Amanda Anisimova. Mi primer pensamiento ha sido Yastremska, porque va como un tiro, pero quiero creer que Anisimova, que tiene un talento asombroso, vaya encajando sus pensamientos tras el mal trago pasado con el fallecimiento de su padre, y pueda mostrar todo el tenis que tiene.

Carlos Molins

ATP

Campeón: Novak Djokovic. Estamos ante uno de sus torneos fetiches y tiene un cuadro a priori fácil para sus intereses. Creo que cuando llegue el momento de medirse ante sus rivales más complicados, llegará algo más descansado y es en este tipo de situaciones donde saca su mejor nivel. Su excelente ATP Cup es solo una muestra de que llega a Melbourne Park con ganas de reducir distancias con Rafael Nadal y Roger Federer en el número de Grand Slams.

Decepción: Andrey Rublev. Muchos pensarían que añadiría a algún jugador top perteneciente al top ten, pero ya me resulta muy pesado el añadir a Alexander Zverev en esta lista. Por eso decido poner a Andrey Rublev, un jugador que viene de ganar dos títulos de manera consecutiva, y donde creo que su físico no le permitirá superar la segunda semana de competición. Entre los top ten creo que Zverev y Berrettini caeran antes de tiempo.

Sorpresa: Kevin Anderson. Tenemos que hablar del bueno de Kevin, un tenista que siempre en los Grand Slams resurge de sus cenizas y da lo mejor de sí mismo. Al mejor de cinco sets es un tenista muy complicado de batir y el nivel ofrecido en la ATP Cup da muestras de que ha vuelto para quedarse. Sin duda es uno de los rivales que ningún top querría medirse en primeras rondas.

WTA

Campeona: Serena Williams. Llegó el momento que todos esperábamos, el momento donde Serena Williams haga historia en el tenis e iguale en números de Grand Slams a Margaret Court. No tendrá un cuadro nada fácil, pero es en situaciones inverosímiles donde mejor tenis saca la jugadora estadounidense. Para mí es la candidata número uno por delante de Naomi Osaka o Karolina Pliskova.

Decepción: Simona Halep. Creo que no llega al Open de Australia de la mejor manera posible y huele a que en las primeras rondas caerá eliminada. Ella misma así lo ha reconocido en rueda de prensa, afirmando que no llega a este torneo de la mejor manera posible, cayendo en octavos de final en Adelaida hace unos días.

Sorpresa: Garbiñe Muguruza. En estas dos primeras semanas de competición hemos visto una versión muy mejorada de la jugadora española. Garbiñe parece que ha encontrado con Conchita Martínez, ese aire fresco que tanto tiempo llevaba buscando. Creo que si la ex número uno del mundo consigue superar la primera semana, será una jugadora muy complicada de batir en rondas finales. Veremos de lo que es capaz de hacer.

Carlos Coll

ATP

Campeón: Aunque es cierto que no ha jugado ningún torneo de preparación de cara a este Open de Australia, Roger Federer llega tranquilo y descansado a Melbourne. En recientes declaraciones, el suizo ya admitió que, probablemente, Nadal y Djokovic superarían su record de Grand Slams, por lo que se ha quitado la presión por ese lado. A ello, hay que sumarle que, cuando consigue desarrollar su mejor tenis, sigue siendo capaz de derrotar a cualquiera que se le ponga por delante, como así demostró la temporada pasada. Si el físico le respeta, sigue optando a todo.

Decepción: No sé si podemos catalogarlo de decepción, puesto que su rendimiento en Grand Slam dista mucho de lo que se espera del número 7 del ranking ATP, pero creo que Alexander Zverev volverá a tropezar antes de lo previsto en un torneo de esta categoría. Su actuación en la ATP Cup no estuvo a la altura de las expectativas y eso, posiblemente, le va a hacer llegar con ciertas dudas a esta gran cita.

Sorpresa: Después de haber empezado a levantar cabeza con una buena actuación en las finales de Copa Davis el pasado mes de noviembre, Philipp Kohlschreiber está reencontrándose con su tenis a los 36 años. Se coronó en el Challenger de Canberra (celebrado en Bendigo), cortando la racha de un joven Emil Ruusuvuori que había perdido tan sólo dos de los últimos veinte partidos que había disputado. El alemán necesita conseguir puntos urgentemente para volver a escalar en el ranking, por lo que es previsible que se concentre al máximo en el primer major del año y pueda ser la sorpresa del torneo.

WTA

Campeona: Serena Williams ha comenzado el año exhibiendo músculo en el torneo de Auckland y demostrando que todavía tiene mucho que decir en el circuito. Su camino hasta semifinales no es excesivamente complicado y, una vez en la antesala de la final, la experiencia de la americana puede jugar un papel decisivo en un hipotético duelo ante Barty.

Decepción: Simona Halep no pasa por su mejor momento deportivo. La rumana no tuvo un buen final de año en 2019 y ha comenzado esta temporada sin convencer demasiado. Obviamente, atesora mucha calidad en su raqueta y así lo refrenda su palmarés, pero todo hace pensar que su andadura en el Open de Australia no será demasiado provechosa.

Sorpresa: Elise Mertens ya demostró el año pasado que su tenis es capaz de tumbar a jugadoras de primer nivel. La mejor raqueta belga se desenvuelve muy bien en superficies rápidas; con todos los focos puestos en tenistas como Barty, Serena, Gauff o Pliskova, la oriunda de Lovaina está perfectamente capacitada para dar la sorpresa en Melbourne.

¿Qué os parecen los pronósticos? ¿A qué redactor veis más afinado? ¿Qué predicción os parece la más loca? Ahora es turno de que compartáis las vuestras.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes