Open de Australia 2020: Análisis del cuadro femenino

Posible duelo entre Serena Williams y Naomi Osaka en cuartos de final. Camino muy cómodo para Barty y ruta casi imposible para Muguruza.

Sorteado el cuadro final del Open de Australia 2020. Fuente: Getty
Sorteado el cuadro final del Open de Australia 2020. Fuente: Getty

Una vez sorteado el cuadro del Open de Australia 2020, podemos decir que estábamos igual que antes, sin tener una favorita clara. Es cierto que Ashleigh Barty ha sido, posiblemente, la más beneficiada en cuanto a suerte en sus emparejamientos, todo lo contrario que otras jugadoras como Karolina Pliskova, Belinda Bencic o Garbiñe Muguruza, quienes tendrán obstáculos de primer nivel desde la primera pantalla del juego. Serena Williams y Naomi Osaka navegarán por el mismo cuadrante, buscando una hipotética cita en cuartos de final. Venus Williams y Cori Gauff protagonizarán (como ya ocurriera en el pasado Wimbledon) el pulso más emocionante de la primera ronda.

Empecemos por el primer cuadrante, donde Ashleigh Barty aparece como la clara candidata a salir airosa de casi todos sus compromisos. La número 1 del mundo busca cortar una maldición de más de 40 años sin campeonas locales en el primer Grand Slam del año y para ello deberá tumbar a jugadoras como Lesia Tsurenko, Polona Hercog, Elena Rybakina o Petra Martic para alcanzar las últimas rondas del evento. Es cierto que esto es el circuito femenino y que podemos encontrar sorpresas en cualquier esquina, pero estamos seguros de que cualquiera de sus rivales directas hubiera escogido un cuadro así para ir calentando motores. Luego en cuartos de final ya vendrán las curvas, con posibles duelos ante Petra Kvitova o Madison Keys, semifinales ante Osaka o Serena, además de una final que podría cruzarla con Halep o Pliskova. Pero eso todavía queda lejos, hay que ir paso a paso.

En el segundo cuadrante ya empieza a calentarse el asunto con Naomi Osaka, defensora del título, y Serena Williams, siete veces campeona. Ellas son las favoritas para citarse en los cuartos de final, pero entre medias deberán ir conquistando plazas importantes. Un Venus Williams vs. Cori Gauff ilumina esta parte del sorteo, obligadas a encontrarse una vez más en la primera ronda de un Grand Slam. Además, mucho cuidado con la ‘tapada’ Dayana Yastremska, aunque ya no tiene nada de tapada después de la manera en la que lleva jugando estos dos último años. Por supuesto, un apunte emocional a la ruta de Caroline Wozniacki en su último torneo como profesional. La danesa debutará ante Kristie Ahn y, de ganar ese encuentro, al 99% se vería las caras precisamente con la ucrania, por lo que podríamos tener ahí el foco a la retirada de una tenista inolvidable. Por cierto, Osaka-Bouzkova y Serena-Potapova para abrir boca, dos duelos que pueden parecer sencillos y de sencillos no tienen nada.

Viajamos ahora al tercer cuadrante del sorteo, donde nos llama la atención un par de duelos en primera ronda que nos harán pegarnos frente al televisor unas cuantas horas. Aryna Sabalenka vs.Carla Suárez y Maria Sharapova vs. Donna Vekic. Hay que hablar de la española y de la poca suerte que ha tenido con ese emparejamiento, el que podría ser su último duelo como profesional en Melbourne. En cuanto a la rusa, tampoco lo tendrá fácil en su empeño por volver a levantar un Grand Slam, con trabas ya desde la línea de salida. Pero hay que hablar de las grandes favoritas: Belinda Bencic y Simona Halep. Ninguna de las dos llega quizá con muchas medallas encima, pero por ranking son las que deberían marcar la pauta por esta zona. La suiza podría cruzarse antes de tiempo con Jelena Ostapenko, Anett Kontaveit o la mencionada Sabalenka. Por la otra parte, la rumana no querrá ni ver en pintura a Danielle Collins, Elise Mertens o Karolina Muchova, jugadoras encendidas que ya han demostrado su capacidad de dar sorpresas en este tipo de torneos, incluso alguna se quedó en su momento a las puertas de una gran final.

Llegamos a la última parte del cuadro y allí encontramos a una Karolina Pliskova que no entiende muy bien de qué sirve ser la número 2 del mundo si luego te toca un cuadro infernal. La checa llega de levantar su tercera corona en Brisbane y sabe ya la presión extra que se siente al entrar a un Grand Slam con un trofeo calentito bajo el brazo. El debut ante Kristina Mladenovic ya es para echarse a temblar, pero es que luego podría verse las caras con Laura Siegemund, Anastasia Pavlyuchenkova o Angelique Kerber. Todo eso antes de llegar a cuartos de final. Por la parte alta del cuadrante, una silenciosa Elina Svitolina tendrá que lidiar en su llanura con Kiki Bertens, Amanada Anisimova o Garbiñe Muguruza. Y nos vamos a detener en esta última porque pensamos que la española tiene en el horizonte uno de los caminos más duros del evento.

Garbiñe, que en estos momento lucha contra una enfermedad febril a pocas del comienzo del torneo, desconoce a estas horas su rival de primera ronda, ya que será alguien procedente de la previa. Más allá del debut, duelos ante Anastasija Sevastova, Elina Svitolina, Amanda Anisimova, Kiki Bertens, Angelique Kerber o Karolina Pliskova es de lo más dulce que le puede tocar si quiere colarse en las rondas importantes. De esos cuadros que al mirarlos te entran ganas de quedarte en la cama. Durísimo el sendero hasta el título para una mujer que lleva tiempo buscando dar un puñetazo sobre la mesa en grandes escenarios. Para recapitular al resto de españolas, señalar que Sara Sorribes disputará su primer partido ante Veronika Kudermetova y Paula Badosa hará lo propio ante una tenista de la Qualy. Habrá que esperar para ver si se suma alguna española más a última hora desde la fase previa.

Hipotéticos cuartos de final: Barty-Kvitova, Osaka-Serena, Bencic-Halep y Svitolina-Pliskova.

¿Qué os ha parecido el sorteo? ¿Quién lo tiene más difícil? ¿A quién veis dando la sorpresa?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes