Vondrousova, bienvenida al circuito

La checa regresó al circuito con victoria siete meses después de superar una cirugía en su muñeca izquierda. “Ahora mismo quiero disfrutar, jugar sin presión”.

Marketa Vondrousova de vuelta a la acción. Fuente: Getty
Marketa Vondrousova de vuelta a la acción. Fuente: Getty

Siete meses después de su último partido oficial, Marketa Vondrousova volivó a sentirse tenista y además con victoria. La actual subcampeona de Roland Garros eligió Adelaida como primer torneo de 2020, el lugar donde acabaría con todo este tiempo fuera de las pistas debido a la cirugía en su muñeca izquierda que le obligó a parar el pasado verano. El resultado, mejor de lo esperado. Victoria cómoda frente a Tatjana Maria (6-3, 6-0) que nos hace pensar que esta chica volverá a dar guerra en 2020 siempre y cuando le respeten las lesiones.

Pero hasta llegar aquí, Marketa tuvo que pasar por un infierno que ella misma explica en la web del Adelaida International. “Tuve problemas con mi muñeca desde la primera ronda de Wimbledon, donde perdí ante Madison Brengle y luego ya no pude jugar más. Hablamos con muchísimos médicos pero ninguno era capaz de decirme lo que estaba pasando. Volamos al US Open con la idea de intentarlo, pero finalmente no pude competir, así que me retiré y volví a la República Checa. Allí fue donde descubrieron que necesitaba cirugía. Ese día lloré mucho, por supuesto”, explica la checa sobre sus últimos viajes de 2019.

“Ha sido muy difícil llegar hasta aquí, pero ahora por fin estoy sana, así es algo positivo. Hacía mucho tiempo que no estaba libre de dolor. Fue muy duro, una etapa en la que nadie sabía exactamente lo que estaba sucediendo, así que en parte me sentí muy aliviada cuando me dijeron que tenía que hacerme una cirugía, era el único camino para regresar. Inmediatamente pensé: ‘Está bien, podemos hacerlo’. Era mi brazo izquierdo, el brazo con el que juego, así que estaba un poco asustada. Por suerte todo salió bien”, amplía la jugadora de 20 años, una de las promesas más reales del circuito WTA.

Durante ese largo camino de recuperación, Vondrousova sufrió en silencio pero no estuvo sola. Además del apoyo de su familia y su equipo de trabajo, la tenista de Sokolov recibió algunos mensajes de sus compañeras de vestuario. “Caroline Garcia me envió un mensaje de texto precioso, fue muy agradable recibir cosas así. Soy muy amiga también de CiCi Bellis, ella también ha regresado a las pistas esta semana, incluso jugaremos juntas el dobles en el Open de Australia, lo hablamos durante el tiempo que hemos estado fuera”, anuncia Marketa.

¿Y qué hace una jugadora de tenis durante siete meses parada? Pues se lo pueden imaginar. “Siempre estoy viendo tenis, alguna vez me hacía sentir triste por no poder estar allí, pero aun así me vi todos los partidos. Me pareció increíble lo que hizo Bianca (Andreescu), creo que es una gran persona y realmente se lo merecía, fue increíble cómo jugó en Nueva York. Barty también me dio una buena lección en la final de Roland Garros, ella es una gran persona, es muy amable, así que estoy feliz por ella, está jugando muy bien y por eso es la número 1 del mundo”, valora una Vondrousova que, pese a no haber competido desde julio, sigue teniendo su sitio entre las 20 mejores tenistas del ranking.

Eso sí, ahora sus prioridades han cambiado. “Ahora mismo estoy feliz por el simple hecho de poder jugar sin dolor. No espero alcanzar ninguna final en el circuito a corto plazo, simplemente estoy feliz por poder volver a la cancha. En los entrenamientos me enfado mucho cuando veo que no estoy jugando bien, así que lo único que pido es jugar tan bien como lo hice el año pasado. Sin presión, ahora mismo quiero disfrutar, jugar por diversión”.

Comentarios recientes