Djokovic frena el ímpetu de un brillante Shapovalov y clasifica a Serbia

Triunfo agónico de Novak ante Denis, que tuvo claras oportunidades prolongar el duelo después de la derrota de Aliassime ante Lajovic.

Novak Djokovic gana a Denis Shapovalov en ATP Cup 2020. Foto: gettyimages
Novak Djokovic gana a Denis Shapovalov en ATP Cup 2020. Foto: gettyimages

Se vaticina un tira y afloja constante, un duelo a tumba abierta que sea algo más que partidos de tenis. Una vez más, un joven prometedor y de potencial infinito ha desafiado con más fuerza que nunca al poder establecido, materializado en Novak Djokovic. Estuvo muy cerca Denis Shapovalov de conseguir una de esas victorias que se erigen en un punto de inflexión en su propia carrera y la historia del tenis, pero después de más de dos horas y media de encuentro, los intangibles que aporta la experiencia y el hecho de ser uno de los mejores de la historia decantaron el duelo en favor de Novak por 4-6 6-1 7-6 (4). Auspiciado por el apoyo de un público entregado a su causa, el balcánico disfrutó del desafío y encontró la manera de hacer un ejercicio sublime de escapismo para poner el 2-0 definitivo en la eliminatoria de cuartos de la ATP Cup 2020, después de que Dusan Lajovic hubiera dado el primer punto a Serbia tras vencer por 6-4 6-2 a Félix Auger-Aliassime.

Era uno de los partidos más esperados de todo el torneo y no falló a las expectativas. Shapovalov ha demostrado que el salto de calidad dado en el tramo final de la pasada temporada es una realidad y que sigue en un proceso ilusionante de crecimiento como jugador que parece no tener techo. Ambos son jugadores viscerales que se crecen en ambientes como el que se respiraba en Sidney y ofrecieron un partido antológico que puede ser la antesala de algo muy importante en este 2020. Denis comenzó pletórico la primera manga, desafiando una y otra vez el servicio de un Djokovic que aguantaba el tirón con más oficio que convencimiento, pero que terminó claudicando ante la insistencia del canadiense, ordenado en sus tiros sin perder por ello un ápice de agresividad.

Notable esfuerzo mental el realizado por Shapovalov para conseguir esa ventaja parcial, que se transformó en resaca del éxito durante el segundo set. Ahí emergió la figura omnipresente del emperador del tenis, ese que dicta las leyes con puño de hierro cuando está inspirado y sofoca cualquier tipo de rebelión. Creció mucho Djokovic y puso tierra de por medio desde el inicio, equilibrando el partido. El tercer parcial fue un homenaje al tenis, una oda al deporte rey de raqueta en el que ambos participaron dejándose el alma. Hubo un intercambio de roturas que derivó en un tiebreak no apto para cardíacos, donde el de Belgrado tiró de experiencia para decantar de su lado esos nimios detalles que tan importantes son en el tenis.

Con esa victoria Serbia cosechaba el ansiado puesto en semifinales, después de que Dusan Lajovic demostrara que el joven Félix Auger-Aliassime está muy lejos todavía del nivel del que hiciera gala en los primeros compases de la pasada campaña. Inseguro, falto de intensidad y muy errático, Félix deberá trabajar mucho en los próximos tiempos para no ser presa de un exceso de presión, así como rebajar sus expectativas para poder jugar más suelto. La solidez de Dusan está siendo el mejor complemento para Novak Djokovic en una ATP Cup 2020 en la que Serbia es firme candidata a la gloria. Su rival por un puesto en la gran final será Rusia, en lo que podría ser la revancha de lo acaecido hace unos meses en Madrid, cuando los balcánicos se vieron apeados en cuartos de final por el conjunto ruso. Las expectativas serán enormes ante la posibilidad de ver un duelo entre Novak Djokovic y Daniil Medvedev. El espectáculo está servido.

Comentarios recientes