Nadal sale airoso ante Nishioka y da la victoria a España

El tenista español sufrió para imponerse a un jugador que en ningún momento bajó los brazos y supo jugarle de tú a tú al número 1 del mundo.

Nadal sale airoso ante Nishioka y da la victoria a España. Foto: Getty
Nadal sale airoso ante Nishioka y da la victoria a España. Foto: Getty

Después de que España consiguiera el primer punto de la serie ante Japón en la sexta jornada de la ATP Cup, con la victoria de Roberto Bautista sobre Go Soeda , era el turno de Rafael Nadal y Yoshihito Nishioka. El único antecedente entre ambos jugadores corresponde al torneo de Acapulco en 2017, cuando el balear se impuso en dos mangas, 7-6(2) y 6-3. En la jornada de hoy, Nishioka estaba obligado a ganar si quería mantener a su selección con opciones de llevarse el cruce ante los españoles.

Primer set

A pesar de que Rafa perdía el primer punto del encuentro, jugando con su saque, se mostraba especialmente agresivo con el servicio y amarraba cuatro puntos consecutivos para evitar aprietos de primera hora. Nishioka conseguía afianzar su primer juego al servicio gracias a algunos errores del balear, que había comenzado el partido algo falto de timing. El japonés se agarraba con uñas y dientes al fondo de la pista y probaba cambiarle las alturas al número 1 del mundo, que poco a poco iba carburando y neutralizaba cualquier pretensión del tenista nipón desde el resto. El español también intentaba tomar ventaja en el marcador, pero el japonés defendía y contraatacaba con mucho tino.

En el quinto juego, Nishioka hacía una declaración de intenciones gozando de la primera bola de break tras venirse arriba después de conectar un passing imposible; el japonés arrinconaba a Rafa con bolas altas y terminaba metiéndose en la pista para jugar un winner de revés paralelo y adjudicarse el primer break del encuentro. A continuación, después de que Nishioka estuviera 40-0 y tuviera la oportunidad de consolidar el break en blanco, Nadal consiguió concatenar cuatro puntos y puso en un aprieto al jugador asiático, que cayó en la telaraña que te tejió el manacorí, que conseguía el contrabreak de inmediato para igualar el marcador.

En el noveno juego, Nishioka se ponía 15-40 jugando un tenis muy inteligente y volvía a amenazar el servicio de Nadal, que salvaba la primera bola de rotura sacando de pista a su oponente y llegaba finalmente al deuce jugando una bola a los pies de Nishioka, que subía con todo a la red después de desplazar a Rafa. El nipón contestaba con un passing cruzado de derecha para volver a poner en un brete a Nadal, que volvía a repeler el peligro con un buen saque. Una doble falta inoportuna volvía a meter en el fango a un dubitativo Rafa, que esta vez no podía evitar el break de un Nishioka que se ponía 5-4 arriba y en disposición de cerrar la primera manga con su saque. Las dudas afloraban en la raqueta japonesa y Nadal aprovechaba la coyuntura para ponerse 0-40 y salvar la primera manga al filo de la navaja; Rafa exclamaba un sonoro ¡vamos! al tiempo que la pelota de Nishioka se marchaba por la línea de fondo y el 5-5 se reflejaba en el luminoso. Nadal se aseguraba el tie break, ganando su saque en blanco y volvía a poner presión en el banquillo japonés. Francis Roig invitaba a su jugador a que arriesgara al resto; a pesar de ello, el bueno de Yoshihito lograba forzar la muerte súbita, tras cerrar su juego de servicio con otro brillante golpe ganador de revés paralelo.

Nadal comenzaba el tie break al servicio, moviendo de lado a lado a un Nishioka que se desplazaba como una centella por la pista y obligaba al español a ajustar cada bola. El nipón encajaba un mini break a las primeras de cambio y se mostraba incapaz de inquietar al líder del ranking ATP. En el sexto punto del desempate, Nishioka defendió como un jabato por detrás de la línea de fondo para evitar que Nadal lograra un segundo mini break que hubiera sido definitivo. El japonés recuperaba la desventaja disfrazándose de Rafa Nadal y tirando un passing imposible de revés cruzado que hizo las delicias del público. El español recuperaba la ventaja tras llevase uno de los mejores punto del encuentro y, a continuación, volvía a obtener un nuevo minibreak para cerrar la primera manga por 7-6(4).

Segundo set

A pesar del duro varapalo y del increíble esfuerzo físico del primer parcial, Nishioka no bajaba los brazos y sacaba adelante el juego inaugural del segundo set con su servicio. Nadal solventaba un complicado juego de servicio para empatar a uno, pero daba la sensación de que hoy no estaba encontrando su mejor tenis; a estas alturas del encuentro, acumulaba ya 28 errores no forzados, por 17 de su rival.

En el quinto juego, el tenista español gozaba de su primera opción de break en el segundo set, pero Nishioka consiguió alejar el peligro con un buen servicio y lograba reconducir la situación para poner el 3-2 en el marcador. El japonés respondía amenazando el servicio de Rafa y disponiendo de dos bolas de break consecutivas tras sacar a pasear nuevamente su revés paralelo, pero el balear conseguía anularlas con un tenis expeditivo. Sin embargo, los tiros de Nishioka encontraban las líneas y volvían a poner a Nadal en una situación comprometida. Nadal se zafaba de la amenaza de su rival y celebraba con energía el 3-3.

Una doble falta de Nishioka daba una nueva oportunidad de rotura a Nadal, pero el nipón tiraba con todo para evitar un break casi definitivo. Pese a que ambos tenistas estaban sufriendo de lo lindo al servicio, apretaban los dientes en los momentos delicados y mantenían la igualdad en el luminoso. Llegaba el momento del 4-4 y la cuerda comenzaba a tensarse; Nadal sabía que era un buen momento para lanzarse con todo a por su rival y, en un abrir y cerrar de ojos, se ponía 15-40, aprovechando la primera bola de break y colocándose 5-4 arriba y en disposición de ganar el partido con su servicio. El último juego tampoco estuvo exento de emoción; una doble falta y una mala volea de Nadal daban alas a Nishioka pero, finalmente, el español apretó los dientes, se empleó a fondo y logró cerrar el encuentro por 7-6(4) y 6-4.

De esta manera, España gana la serie ante Japón por 2-0, a la espera de lo que suceda en el encuentro de dobles.

Comentarios recientes