Nadal abruma a Cuevas y da la victoria a España

El jugador balear continúa con paso firme en su periplo por la ATP Cup y confirma la victoria del equipo español sobre Uruguay.

Nadal abruma a Cuevas y da la victoria a España. Foto: Getty
Nadal abruma a Cuevas y da la victoria a España. Foto: Getty

En el primer partido del choque entre España y Uruguay en la ATP Cup, Roberto Bautista había dado buena cuenta de Franco Roncadelli sin titubeos. Era el turno de Rafael Nadal ante Pablo Cuevas. Ambos jugadores ya se habían medido anteriormente en cinco ocasiones, con un balance de 4-1 para el español. La única victoria del charrúa se produjo sobre la tierra batida de Río de Janeiro en 2016. A pesar de que Cuevas sabía lo que era derrotar a Rafa, el estado de forma actual de ambos jugadores hacía presagiar una clara victoria del manacorí.

El partido daba comienzo con Nadal cerrando su servicio en blanco y con Cuevas sufriendo desde el primer minuto para defender el suyo; el uruguayo conseguía repeler dos opciones de break ya en el segundo juego. El tenis de Rafa convencía mucho más y su condición de zurdo siempre le vino especialmente bien a la hora de enfrentar jugadores con revés a una mano. En el cuarto juego, Cuevas claudicaba y, tras conceder dos nuevas opciones de rotura, entregaba su servicio y Nadal empezaba a acelerar. La ventaja se mantenía conforme los juegos iban pasando, sin que el tenista sudamericano fuera capaz de inquietar a su contrincante. Con 5-2, y 15-40, una inoportuna falta de pie propició que Cuevas perdiera su saque por segunda vez y que Rafa se adjudicara la primera manga por 6-2.

Las sensaciones que se desprendían eran más que claras. A pesar de que en tenis todo puede pasar, se antojaba misión imposible que el uruguayo pudiera darle la vuelta a un panorama tan adverso.

Nadal no soltaba el pie del acelerador y se colocaba 3-0 en el segundo set. El resultado no dejaba ya lugar a dudas y la victoria de España sobre Uruguay parecía inevitable. Cuevas amarraba su servicio y ponía toda la carne en el asador para intentar reengancharse al encuentro. En el quinto juego, el uruguayo se colocaba 30-40 y gozaba de su primera opción de break en el partido, pero Nadal, experto en este tipo de situaciones, disipaba cualquier atisbo de remontada y ponía el 4-1 en el luminoso. A continuación, un nuevo break a favor del balear dejaba el partido prácticamente sentenciado. Cerrando en blanco, Rafa Nadal derrotó a Pablo Cuevas por 6-2 y 6-1.

El español logró conectar 6 aces, frente a los 8 de su rival, mientras que cometió una doble falta por dos del uruguayo. Respecto a las bolas de break, Rafa convirtió 4/8, mientras que Cuevas registró un tímido 0/1.

Comentarios recientes