Bautista comienza arrasando

El español le clava un doble 6-0 a Metreveli y España ya tiene el primer punto de la serie. A continuación, Nadal a pista para sellar el triunfo ante Basilashvili.

Partido perfecto del castellonense. Fuente: Getty
Partido perfecto del castellonense. Fuente: Getty

Nos habían dicho que la ATP Cup era un torneo oficial, con su entrega de puntos y su lugar en el calendario. Sin embargo, por momentos, hoy Roberto Bautista nos llevó a pensar que estábamos presenciando una exhibición en nuestro televisor. El de Castellón salió con todo a la RAC Arena de Perth para dejar sin aire a su rival, Aleksandre Metreveli, el actual número 679 del mundo. Es decir, 670 posiciones por debajo de él. Demasiada diferencia que no tardó en dejarse ver en el marcador: 6-0 y 6-0. Un resultado cruel que confirma que el equipo de Francis Roig ha venido aquí a llevarse la copa.

Un repaso monumental que también nos regaló momentos de emoción. Como el segundo juego del encuentro, donde Bautista tardó cerca de quince minutos en consumar el break. Lo están leyendo bien, quince minutos de reloj en poner el 2-0 en el luminoso. Allí pudieron haberse quedado todas las fuerzas del georgiano, quien estaba sufriendo la terrible diferencia de calidad con todo un top10 al otro lado de la red. Aun así, hay que insistir en la manera de competir y la fe que en todo momento le puso Metreveli a la batalla. No tuvo suerte, vale, pero jamás bajó los brazos. Aun sabiendo que el milagro ya era imposible.

Roberto, mientras tanto, seguía a lo suyo, sin despistarse y, en ocasiones, sin despeinarse. Fue mucho mas rápido e indoloro el segundo set, donde la dinámica y la fuerza del viento a favor ya te lleva a su merced hasta la meta. Le bastaba al español con mantenerse duro en los intercambios, cruzando la pelota, manteniéndolo en el fondo de la pista y, en la mayoría de las ocasiones, forzando el fallo de su rival. Un buen examen para medir la consistencia de Roberto, uno de las asignaturas donde mejor nota suele sacar. En en banquillo, Francis Roig y Pepe Vendrell sonreían al ver que era cuestión de tiempo ver a su jugador celebrando la victoria entre sus brazos.

Tan duro estaba siendo el castigo que Metreveli acabó tomándoselo con humor, qué remedio. Bautista no frenaba, buscaba el partido perfecto, la bicicleta que confirmara las ganas y las expectativas que le tiene puestas en este 2020. Un triunfo modélico que coloca a España por delante en una eliminatoria que no ha podido empezar mejor para los nuestros.

Comentarios recientes